miércoles, abril 17, 2013

Cartas desde el frente (2005) Michael Moore

Michael Moorre recopila cartas que le han escrito soldados y familiares de soldados norteamericanos, cartas en la que los soldados explican su repudio por la guerra en la que los sumergió Bush hijo, y las publica en este libro. De algún modo quiere mostrarle al mundo que no todos en la milicia le odian y que después de todo no es un sucio rojo come niños.
Algunas de las cartas, mas aun las de los familiares, son bastante efectivas a la hora de mostrar la imagen de Bush hijo dentro del suelo norteamericano. De mostrar como el soldado promedio tan solo buscaba una forma de que el gobierno le pagara la universidad para poder romper el ciclo de miseria en el que se encontraba sumergido: es fácil imaginar a algún chaval de pocas luces buscando a tientas una salida, y pensando, tal vez cegado por estúpido entusiasmo patriótico, que enlistarse era buena idea. Pero no puedo sentir empatía por ellos. Simplemente me resulta imposible sentir aunque sea un poco de lastima por un marine gringo muerto o su familia, mas  aun cuando se comparan las listas de muertos, cuando se piensa en un millón de civiles muertos, muertos, muchos de ellos con municiones que cuestan cinco centavos de dolar, y en los que pocos de los corresponsales piensan. Es difícil sentir empatía cuando se trata de un libro dirigido al publico estadounidense, y que gira alrededor del pueblo estadounidense, dejando de lado el dolor y la muerte ajenas, como si no existieran, como si todo lo que pasa lejos de su suelo simplemente no ocurriera... Apenas recomendable.






A vuelo de teclado.

Dicen que en México han muerto 4,249 personas en cuatro meses. Estas son cifras oficiales. Seguro que en la practica son mas. Muchos mas. Dicen que las cifras bajaron, pero que no debemos tener actitudes triunfalistas, también añaden que esos muertos se vinculan al crimen organizado... no me sorprende, es muy fácil vincularte al crimen organizado cuando la bala perdida disparada por un narcomenudista te perfora los dos pulmones, afuera de tu casa y llegas muerto al hospital. Cuando el secretario de gobernación, se vanagloria de la disminución (maquillada y vuelta a maquillar) de los homicidios durante la gestión de @EPN, no piensa en las personas detrás de las cifras. Tampoco piensa en los cinco centavos de dolar que cuesta una munición calibre .22 (de alta velocidad) de un rifle de asalto made in USA, y seguro que ni siquiera es capaz de imaginar los efectos que tiene en un cuerpo humano, ni la facilidad con la que perfora una pared de madera, o destroza un cráneo. Pero ahí esta, pensando en que no se deben de tener actitudes triunfalistas, retomando el discurso del sexenio pasado en el que se habla del gobierno mexicano en guerra contra el narco, una guerra en la que no se ha ganado, una guerra en la que se ha dicho hasta el cansancio que la sangre y los muertos la pone el pueblo de México. Perdón, pero no puedo sentir empatia por un pobrecito gringo muerto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios alimentan este blog, el pobre esta muy flaco, así que si no te apetece ver un famélico blog mas deambulando siniestramente por la web ¡comenta!