miércoles, julio 28, 2010

Mi vecino Totoro (1988)

Lo que tiene de malo esta cinta de animación es que no tiene nada de malo. Lo unico malo que puede evitar que la disfrutes a tope y alucines como un jodido crio es eso, que no seas un crio. Y es una pena, porque a leguas se nota que la pelicual esta bien contada, y dibujada con gran cuidado, ademas de tener creaciones alucinantes, como esa del gatobus que valen mas que las mas absurdas fantasias creadas por CGI, de esas que tanto molan en estos tiempos, pero que cara a cara con esta animación tradicional no tienen mucho que hacer.


El unico problema de esta cinta es que he llegado un par de lustros tarde, con diez años de menos la hubiera alucinado. Con diez años de menos la hubiera vuelto a ver fumando con calma un porrito y disfrutando o acojonadome con cada escena. Pero viendola ahora, no puedo evitar que me desagarde en extremo la niña más pequeña, ni pensar en lo absurdo del tratamiento de la madre tuberculosa, o la estupida e injustificada felicidad del padre, que aunque su esposa se encuentra al borde de la muerte, sigue siendo una mezcla de super-papa, y bondadoso hermano mayor... si, joder, con diez años de menos la habria alucinado... y da un poco de rabia el saber de lo que me perdi, y aun mas porque el producto final es muy bueno, se trata de una historia con protagonistas infantiles y enfocada a esta audiencia, pero que no les menosprecie, ni les trata como pequeños gilipollas, plantea situacones que en este tipo de cinta no se tratan, y que mas de uno consideraria inapropiadas en una cinta de entretenimiento (la posible muerte de la madre, por ejemplo) o incluso perturbadoras para los chavalillos (chavalillos que como siempre son mas resistentes de lo que suponen sus inquietos padres).




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios alimentan este blog, el pobre esta muy flaco, así que si no te apetece ver un famélico blog mas deambulando siniestramente por la web ¡comenta!