martes, agosto 03, 2010

Brothers In Arms: Hells Highway (2008)


Las mismas armas, los mismos soldados enemigos, escenarios que parece que ya has visto antes, una inteligencia artificial mas o menos desafortunada y un tono épico que ya parece haber perdido parte de su brillo. Se trata de un juego más ambientado durante la segunda guerra mundial, esa guerra que parece tan lejana, y que en su momento el PSX ayudo a poner de moda con el genero de los FPS. Algunos de nosotros todavía recordamos las muchas horas que pasamos frente a las pantallas, con las manos entumecidas recorriendo alguna cloaca francesa, estrujando el pad entres nuestras sudorosas manos. Eran buenos aquellos tiempos. Y es por ello que le di una oportunidad a este videojuego. Y no me he decepcionado.

Publicado en el año 2008 por Ubisoft, y desarrollado por Gearbox Software, utiliza el motor gráfico Unreal Engine 3. Situadonos en La operación Market Garden, en holanda en septiembre de 1944. A modo de introducción, durante y después de la mayoria de las misiones se nos brindan escenas cinemáticas, mostrando el desarrollo de la trama. En este juego, a diferencia de otros FPS, como Call of Duty MW, el jefe de la escuadra es tu personaje; de este modo recaen sobre ti las decisiones tácticas como donde situar a los diferentes equipos, decidir si deben avanzar o guarecerse. Esta opción que suena muy interesante casi no se aprovecha durante el juego, y si lo decides puedes avanzar solo, asesinando nazis a diestra y siniestra sin mayores complicaciones. Por otro lado la IA enemiga no es particularmente aguda, puedes simplemente desde un buen lugar de cobertura esperar a que el enemigo asome la cabeza y acabar con ellos como si se tratara de patitos de feria (lo cual no deja de ser divertido), y solo en contadas ocasiones el enemigo lanzara una granada para ponerte a descubierto o intentara flanquearte. Además, el juego presenta mas bugs de lo que esta generación nos ha habituado, nazis flotando o girando sobre su propio eje como perros siguiendo su propia cola, por si lo anterior fuera poco, algunas veces las texturas tardan demasiado en cargar, o surgen estructuras delante nuestro..., y no cuenta con trofeos... sin embargo, es un juego que he disfrutado mucho, y que implementa ideas inteligentes, como el sistema de cobertura, y el apuntado con el joystick derecho (ambas cosas me recordaron a Killzone 2),le da un sabor único, además de las magnificas explosiones, explosiones que lucen reales, que dan la impresión de poder hacer daño, no como las explosioncillas pirotécnicas a las que nos han acostumbrado; las explosiones de este juego no son holliwoodenses, las escenas en cámara lenta y zoom cuando aciertas en la cabeza de un enemigo, o lanzas una granada en el lugar y momentos correctos no pueden ser mas apropiadas, y los pedazos de miembros humanos volando por los aires en una sinfonía de horror y muerte no tienen precio. La banda sonora, por supuesto acompaña de forma magnifica todo el juego, y aunque el argumentos es mas bien endeble, eso no demerita de modo alguno la experiencia que nos brinda este juego, sobretodo si toman en cuenta que dos años después el precio es ridículo. Además de que sabe a nostalgia, y no hay nada como recorrer el pasillo de una casa tomada por los nazis, empuñando un M1 Garand mientras esperas que el proximo enemigo se ponga a tiro para volarle la cabeza.




In game..

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios alimentan este blog, el pobre esta muy flaco, así que si no te apetece ver un famélico blog mas deambulando siniestramente por la web ¡comenta!