viernes, septiembre 17, 2010

Medal of Honor: Airborne.

Este es un FPS hecho y derecho. Sin ningún complejo, sin ninguna otra aspiración, el primer MoH de esta generación de videoconsolas cumple con su cometido, entretener, pero poco mas. Publicado por EA en septiembre del 2007 y desarrollado por su estudio de Los Angeles, utiliza el, en estos momentos sobreexplotado, Unreal Engine 3. A diferencia de sus hermanos menores de PSX, en esta ocasión no abundan las escenas cinemáticas en blanco y negro, ni la voz en off de aire antiguo narrando los antecedentes, tan solo una breve descripción del mapa táctico, y de los objetivos, nada mas. Tras lo cual te veras en el interior de un avión a punto de saltar el vacío. Y en este punto te das cuenta de que no aprovechan las ventajas técnicas de esta generación, objetos, edificios, detalles saltan frente a tus ojos mientras desciendes con el paracaidas abierto (ni siquiera se nota en que momento se abre, tan solo pareces flotar como un angel de la muerte caido en desgracia) y de inmediato te veras sumergido en la acción. A través de un pequeño mapa en la esquina inferior se te indicaran los objetivos, sin que los tengas que cumplir en un orden especifico, únicamente cuando estés cerca de alguno se te dirá por radio en que consiste. Este pequeño detalle nos da una sensación de libertad que la mayoría de los FPS no ofrecen, aunque sabes que todo esta dentro de un guión puedes elegir que pagina leer primero, y es de lo mejor en este titulo, da una sensación de libertad que casi ningún otro FPS te ofrece. Los gráficos no son nada espectacular y los cuadros por segundo bajaran casi de manera cíclica, los escenarios son invulnerables, los enemigos apenas aportan algo nuevo, y no se caracterizan por su inteligencia, aunque tus aliados tampoco. Las armas son las mismas viejas armas de la segunda guerra mundial pero con un añadido; de acuerdo a que tantas muertes provoques con cada una de ellas tu habilidad se incrementara en su uso, y se te bonificara con mejores cargadores, menos retroceso, mayor zoom, o hasta convirtiendo tu M1 Garand en un lanzagranadas, puedes llevar dos armas principales, una pistola, granadas de tres tipos diferentes y una gran cantidad de munición así que sera difícil que sufras por desabasto durante el transcurso del juego.



La jugabilidad tampoco aporta nada nuevo y el sistema de cobertura es mas bien pobre, pero cumple. La musica y los efectos sonoros no destacan, pero tampoco ensombrecen el resultado final En resumen es un juego con muchos defectos, es un juego que no debe ser comprado a precio de lanzamiento y para muchos sera prescindible, sin embargo a pesar de tener mecánicas ya usadas y muchos desaciertos es divertido de jugar. Es divertido recorrer trincheras, mientras las balas vuelan por encima de tu cabeza, es divertido tomar por asalto un bunker, lanzando una granada por la apertura, o aterrizar en la parte mas alta de un edificio y comenzar a hacer saltar cascos, es divertido jugar a cazar nazis en HD y con sonido 5.1. Es divertido porque recuerda a los primeros MoH, y siempre sera divertido dispararle en la ingle a un jodido nazi, es decir, es un juego para viejos nostálgicos y gruñones. Pero nada mas. Y esto me lleva a pensar, que en esta generación en que los FPS son el pan de todos los días, no he jugado ni uno basado en la segunda guerra mundial que sea absolutamente espectacular o al menos estremecedoramente realista. Y que falta nos hace.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios alimentan este blog, el pobre esta muy flaco, así que si no te apetece ver un famélico blog mas deambulando siniestramente por la web ¡comenta!