sábado, septiembre 18, 2010

Monstruos y otras Especies, Ahmet Zappa.

No había imaginado que Frank Zappa tuviera un hijo, bueno, imaginaba que tendría un montón de pequeños bastardo regados por aquí y por allá, pero no un hijo. Y por si fuera poco un hijo con talento. Dicho lo anterior es mejor alejarnos de la sombra del padre. Publicado por editorial Montena en un cuidado y delgado volumen de tapa dura, con papel cuche, profusamente ilustrado con monos del propio Zappa, además de fotografías retocadas que acompañan perfectamente la historia, se trata de uno de esos libros que piden a gritos ser leídos panza abajo mientras masticas goma de mascar con alegría y vas dejando tus pequeñas huellas dactilares en una pagina si y otra no. Zappa no se anda por las ramas y te presente un mundo en que los monstruos son reales, tan reales que se pueden comer a un niño de golpe y porrazo mientras le arrancan los deditos como postre a su siguiente víctima, pero, como el mismo lo explica en la Nota del Autor, no solo busca que el pequeño lector disfrute con el miedo que sin duda le provocara el relato, Zappa también quiere que aprenda como defenderse de cada uno de estos monstruos, dándole recetas para combatirlos, mostrándonos su escasa inteligencia e invitándonos a reír de su torpeza. Se trata, pues, de un cuento de hadas para niños. Eso, un cuento de hadas en toda regla que muestra un mundo cruel, que no por cruel deja de ser divertido, y que no por cruel deja de tener cosas bellas, advirtiendo de los peligros pero dando herramientas para combatirlos, todo ello a través de los ojos de los pequeños McFearless, llamados a continuar con la tradición familiar del monstermino, de forma mas bien precipitada por el secuestro de su padre (monsterminador hecho y derecho) a manos del malvado Zarmaglorg, rey de los monstruos... es un libro que se lee rápido y con gusto, plagado de ilustraciones, recetas y situaciones curiosas, es recomendable para el lector adulto, imprescindible para el pequeño lector.

1 comentario:

Los comentarios alimentan este blog, el pobre esta muy flaco, así que si no te apetece ver un famélico blog mas deambulando siniestramente por la web ¡comenta!