viernes, diciembre 17, 2010

Servidumbre Humana (1915), William Somerset Maugham.

Phillip, el protagonista de esta novela queda huérfano desde muy temprana edad, y sus únicos parientes (su tío por parte del padre y la esposa de este) se encargan a regañadientes de el, brindándole  un hogar y preparándolo para una vida eclesiástica, sin embargo Phillip ha alimentado su imaginación con la vasta biblioteca de su tío, que es de los compran libros por pulgada no por su contenido, y no se encuentra satisfecho con esta idea, además, desde pequeño se ha sentido agobiado por presentar talipes, también conocido como pie bot o pie equino varo, enfermedad congénita le fue corregida quirurgicamente con resultados relativamente satisfactorios, sin embargo no deja de suponer una malformación que le acompleja y le dificulta un poco la marcha.


A lo largo de la novela nos adentramos en la personalidad posesiva y egoísta del protagonista, que parece incapaz de compartir un amigo cuando por fin encuentra uno, o de amar a una mujer cuando estas están dispuestas a hacer su vida a su lado, dejándolas bien por vergüenza (el caso de Miss Wilkinson que resulta demasiado mayor para el) o por simple estupidez. Su egoísmo y falta de sentido común se ponen de relieve cuando, auspiciado por la modesta herencia que le han dejado sus padre, viaja primero a Heidelberg para terminar sus estudios y luego  a París, con la intención de convertirse en pintor, y allí conoce a Fanny Price quien de tan pobre es incapaz de pagarse ropa o comida, pero que lucha con ahinco por suplir su falta de talento con pura determinación, y que por alguna razón se enamora de Phillip obteniendo de este tan solo incomprensión...

Es difícil que el personaje principal despierte tu simpatía, en su infancia tal vez no resulte tan aborrecible, sin embargo, mientras se desarrolla la novela y poco a poco deja ver su falta de carácter o simple inteligencia, la llana negligencia con la que se encapricha por una mujerzuela, su falta de perseverancia, en un principio, y muchos pequeños detalles mas no lograran nunca hacerse simpático a los ojos del lector, y aquí es donde reside el punto fuerte de la novela, la trama que no sorprende en ningún momento esta hilvanada por una prosa detallista con la que el autor dibuja el carácter, las motivaciones, los defectos y el espíritu de cada personaje, si bien Phillip no deja de ser indolente y falto de gracia el universo en el que desenvuelve y el resto de los personajes que lo habitan van dando toques de color a lo largo de sus viajes, y ya se encuentre en París o en Londres los retratos de estas ciudades y de sus atmósferas llegan a fascinar al lector, al igual que los variopintos personajes desde el estoico Ducroz al conductor suicida por excelencia Cronshaw, dejando un excelente sabor de boca mientras te adentras por la novela.

A vuelo de teclado.

Mientras escribía consulte la Wikipedia, y he descubierto que se trata de la obra maestra del autor, una obra que ha dejado huellas en la cultura popular, como es la película Seven, o la serie (placer culpable de mas de un Friki hecho y derecho) Buffy, The Vampire Slayer, la verdad es que mientras la leía me vino a la mente Rojo y Negro de Stendhal, y de inmediato pensé "Ya no se escribe como antes", y me refiero mas que a otra cosa que pese a la falta de carisma, o la antipatía que despierta el protagonista continuas leyendo, estimulado por la prosa (¿el estilo?)  de la obra y un poquitin de curiosidad malsana, aunque eso si al ver por segunda ves Seven no encuentro referencias explicitas mas que el nombre del personaje de Morgan Freeman (William Somerset), y la mención al titulo  de la obra, Human Bondage, que el personaje de Brad Pitt de forma errónea relaciona con cierta practica erótica, pero de igual forma mencionan a Chaucer, y a Dante... en fin que tras leer el articulo en la Wikipedia me he quedado con la sensación de que a veces vemos cosas donde no las hay... Recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios alimentan este blog, el pobre esta muy flaco, así que si no te apetece ver un famélico blog mas deambulando siniestramente por la web ¡comenta!