jueves, diciembre 23, 2010

Somos lo que hay (2010), Jorge Michel Grau.

Una historia sencilla; una familia de caníbales esta en jaque; el Padre y único proveedor de carne humana ha muerto de forma repentina en un centro comercial, y ahora la responsabilidad cae sobre Alfredo, el mayor de tres hermanos que no cuenta con el respeto de ellos, y mucho menos de su madre, por si fuera poco la carne no es solo un simple alimento, sino que forma parte de un rito de naturaleza indeterminada, y si no se lleva al cabo  esto acarreara la destrucción de la familia.


Ha pesar de que cuenta con una gran cantidad de lugares comunes (incluido cameo del técnico de necropsias de Cronos, de Guillermo del Toro), que la trama cuenta con algunos huecos que permanecen inexplicados y que al menos en un par de ocasiones recurre de forma innecesaria al chiste fácil, por no mencionar que a la hora de los evisceramientos se omite por completo la técnica en favor de la brutalidad (supongo que con la intención de lograr un efecto mas llamativo en la audiencia, pero estoy seguro que tras generaciones y generaciones de canibalismo ritual cualquiera maneja con mas destreza el instrumento punzo cortante en turno, además de que para mi seria mas impresionante un manejo eficaz y desapasionado de la hoja a la hora de los cortes...) a pesar de todo ello la historia es intensa de principio a fin y los actores logran darle veracidad a la trama, los exteriores utilizados nos recuerdan dolorosamente que este es un país de pobres y la miseria retratada parece un personaje aun mas cruel que los protagonistas. Recomendable, aunque el final, que pide a gritos una secuela parece fuera de lugar...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios alimentan este blog, el pobre esta muy flaco, así que si no te apetece ver un famélico blog mas deambulando siniestramente por la web ¡comenta!