jueves, marzo 03, 2011

Dead Space 2 (2011), Visceral Games

Han pasado tres años tras los acontecimientos narrados en el primer Dead Space, como no podía ser de otra manera Isaac Clarke (Descendiente directo de un clon de A. C. Clarke, y una camarera ebria de apellido Asimov) se ha vuelto loco. O al menos esos es lo que piensan los amables hombres de blanco que se encargan de suministrarle sus píldoras, mantener ajustada su elegante camisa de fuerza y evitar que se haga daño asimismo o a los que le rodean, todo parece muy normal hasta que los necromorfos atacan... de nuevo.


Gráficos.

La evolución en este apartado es mas bien minima, en general se han reciclado elementos presentes en la entrega anterior, el apartado artistico que nos muestra escenarios deslucidos, casi corruptos, con un aire adecuadamente tecnológico pero al mismo tiempo decadente el que mas destaca, además de los artilugios tecnológicos, naves, el ascensor espacial y demás parafernalia lucen mucho a lo largo del juego, continua la iluminación excelente, y se ha pulido un poco las sombras grotescamente formadas por pixeles de la anterior entrega, sin embargo y de forma lamentable continúan un motor de física mas bien irregular, cuando un necromorfo muere su espíritu al abandonar el cuerpo deja tras de si tan solo una carcasa vacía casi igual de ligera que el aire, la consecuencia es que puedes patear de un lado a otro un cuerpo que debería de pesar doscientos kilos como si se tratara de la pluma de un ave, esto, como no puede ser de otra manera, rompe un poco la atmósfera. Las texturas siguen siendo las mismas de la atención entrega, y mas de uno se quejara del aspecto acartonado y poco realista de la piel de los necromorfos, yo por mi parte prefiero pensar que este aspecto tirante y apergaminado es buscado por los creadores del juego con el fin de incrementar la repulsión que estas criaturas provocan, aunque tal vez para la próxima entrega serie adecuado darle un aspecto mas orgánico, algo así como putrefacción incipiente...


Sonido. (Twinkle, twinkle little star...)

La banda y los efectos sonoros cumplen estupendamente su papel, destacando, por ejemplo, los "sonidos jugosos" al caminar por un charco compuesto en su mayoría por vísceras y sangre de necromorfo, o la brutal contundencia del clásico pisotón para rematar a un molesto necromorfo reptante. Lo peor, y que me ha decepcionado apenas iniciar el titulo, es la absurda política que impide escoger el idioma, y te enjareta de buenas a primeras el doblaje español (de españa), que no es malo, pero si jugaste el primero en su idioma original  este doblaje sin duda te provocara una serie inevitable de retortijones en el bajo vientre.


Historia.

Momentos puntuales de intenso dramatismo (la escena de la estimulación neuronal "directa" no tiene igual, o el "tributo" a GoW 3, pero catapultado a través del vacío y esquivando basura espacial es magnifico) no son suficientes para calificar de buena a una historia deshilvanada y que aporto poco o casi nada al desarrollo del personaje, si al terminar el juego te preguntas ¿que coño ha pasado?, sin duda la narrativa ha fracasado, la historia, lo que se pretenda contar ha sufrido algún descalabro serio en el camino, ya que al finalizar ni siquiera queda claro como enlazara con las tercera parte, al finalizar el juego quedara el regusto amargo de que no se avanzo nada en la historia principal, como si un capitulo de relleno se tratara.

Jugabilidad.

La misma de Dead Space, con algunas "mejoras", como el uso instantáneo de Botiquin, (a lo Bioshock, y que mas de uno considerara un retroceso) y poco mas, se echan de menos una mayor cantidad de  puzzles como en la anterior entrega, ya que se ha apostado por un apartado jugable mas encaminado a la acción, sin embargo también presenta un poco mas de variedad, continuando con los disparos frenéticos desde una torreta fija, extirpaciones oculares guiadas por láser y sin midriatico, y aprovechando de forma alucinante la caída libre, con esos pequeños impulsores de gas a lo Planetes, o BSG, realmente alucinaras mientras cruzas por inmensos engranajes, a la vez que debes de acabar con uno que otro bicho flotante, en general conserva lo mejor de la anterior entrega y añade un par de detalles nuevos, pero sin innovar en demasía.

A vuelo de teclado...

Lo que mas disfrutaste de Dead Space continua presente, sin embargo, las sensaciones que provoca ya no son las mismas, el desmebramiento estratégico continua siendo tan divertido como siempre, The Sprawl impresiona en su concepción, Clarke continua despertando la simpatia del jugador, y las mecánicas de juego, las mil muertes espantosas de Clarke siguen aqui, sin embargo, aunque es muy similar no es lo mismo, la historia, que el juego anterior planteo una buena cantidad de incógnitas, no se desarrolla, los personajes parecen planos, y en ciertos momentos inverosimiles, las motivaciones fanáticas de la malvada iglesia de la Unitologia no se desarrollan, y deja muy claro desde un principio que este juego, en cuestión de historia, solo es una estación de transito hacia el Dead Space 3, a pesar de ello, y si no eres tan quisquilloso con la trama resulta recomendable, sobre todo si eres fan de la primera parte, y estas sediento de sangre de necromorfo...

1 comentario:

  1. Vi que se interessa por literatura, por isso deixo aqui o convite para que aceda ao meu blog. Talvez goste. Abraço.

    ResponderEliminar

Los comentarios alimentan este blog, el pobre esta muy flaco, así que si no te apetece ver un famélico blog mas deambulando siniestramente por la web ¡comenta!