martes, mayo 31, 2011

El Inocente (2008), Michael Connelly

Michael Haller es un abogado defensor, sus clientes en la mayoría de los casos son pandilleros, prostitutas, drogadictos, traficantes, y cualquier otro personaje con historial criminal que este dispuesto a pagar por sus servicios. Es como una puta del derecho penal, cobra por horas y procura obtener la máxima satisfacción de sus clientes, obtener el mejor trato, evitar la inyección letal. Viaja a bordo de un Lincoln Town Car, desde el cual concierta citas, cierra tratos, consigue clientes. Se ve a si mismo como el contrapeso imprescindible del sistema legal, y aunque es despreciado por detectives, fiscales, y buena parte de la sociedad eso no le crea ningún tipo de conflicto; su slogan lo demuestra: "Duda razonable a un precio razonable". Pero un caso habrá de cambiar su vida, un cliente de buena posición económica, es acusado de propinar una golpiza brutal a una prostituta, además de intentar violarla y asesinarla, Haller, habituado a la culpabilidad de la gente que representa se pregunta sin esta ocasión su cliente no es culpable.

A Vuelo de teclado.

No mentiré, he seguido el procedimiento inverso, es habitual que vea una película hasta después de leer la novela, sin embargo esta vez la peli me ha llevado a buscar la novela. Y es que la peli es buena, con un Haller encarnado por Mathew McConejo, que es interpretado de forma creíble. 
Semejante a The Practice, aquella serie de fox, la novela nos presenta un abogado no corrupto, pero si capaz de jugar sucio sin que le importe o no la culpabilidad de sus clientes, tan solo desea prestar una defensa adecuada y los escrúpulos no son un problema, tampoco apoyarse en tecnicismos le quita el sueño, pero lejos de ser solo una especie de rémora dentro del sistema legal, también posee un peculiar sentido de la justicia, pero sobretodo quiere asegurar sus ingresos, aunque en esta historia pronto se ve envuelto en una conspiración que puede terminar con sus huesos en la cárcel. Lo bueno de Haller es que una vez que lo golpean no teme regresar los golpes, con mayor intensidad de los que recibió en primera instancia. La novela, narrada en primera persona, transcurre con rapidez y logra transmitir las emociones adecuadas de acuerdo con el desarrollo de la historia, no es un profundo tratado de la naturaleza humana, es literatura de entretenimiento y en todo momento logra su cometido, dicho lo anterior solo añadir un recomendable a esta novela.

PS.

La novela es un poco mas cruda que la película, solo un poco, eso, y la mayor cantidad de detalles son las únicas diferencias, sin embargo, si me dieran a elegir creo que le peli esta un poco mejor contada.

1 comentario:

Los comentarios alimentan este blog, el pobre esta muy flaco, así que si no te apetece ver un famélico blog mas deambulando siniestramente por la web ¡comenta!