viernes, noviembre 18, 2011

Cita: Manifiesto sobre los últimos movimientos de una nube (1988), José Cruz.

MANIFIESTO SOBRE LOS ÚLTIMOS MOVIMIENTOS DE UNA NUBE

Las nubes circulan libremente en los cielos
aparentemente pastan, pero algunas suelen echar raíces.
En nuestro país existen nubes inconvenientes
para los fanáticos del tenis o del golf.
Las nubes molestan, infringen, ¿Quien se queja de las nubes?
¡Los que usan paraguas!
Las nubes no se venden.
Las nubes no se alquilan.
Las nubes son invaluables.
Después de que las nubes fueron condenadas, ahora, aparentemente
se les deja tranquilas; pocos pueden tener una nube.
En el pent-house; pero las nubes son de todos, son de nadie.
PROCLAMACIÓN:
¡Las nubes escupen!
¡Son infinitamente imposibles!
¡Llenan un espacio y cumplen con su tiempo!
¡Las nubes son locura!
¡Las nubes son tóxicas para los idiotas!
Las nubes cristalizan en el silencio, en la pausa, como en los sueños.
Las nubes son un navío cargado de...
Su único negocio provocar lluvias,
benéficas en estos tiempos de sequía.
¡Seamos rigurosamente objetivos!
¡Seamos rigurosamente subjetivos!
¡LAS NUBES SON NUESTRA FILOSOFÍA!

José Cruz, Mis amigos, muertos (1988).

1 comentario:

  1. Rabo de nube

    Si me dijeran pide un deseo
    preferiría un rabo de nube,
    un torbellino en el suelo
    y una gran ira que sube.
    Un barredor de tristezas,
    un aguacero en venganza
    que cuando escampe parezca
    nuestra esperanza.

    Si me dijeran pide un deseo,
    preferiría un rabo de nube,
    que se llevara lo feo
    y nos dejara el querube.
    Un barredor de tristezas,
    un aguacero en venganza
    que cuando escampe parezca
    nuestra esperanza.

    Silvio Rodríguez

    ResponderEliminar

Los comentarios alimentan este blog, el pobre esta muy flaco, así que si no te apetece ver un famélico blog mas deambulando siniestramente por la web ¡comenta!