domingo, diciembre 25, 2011

Netflix, Experiencia de usuario.


Creo que han pasado casi tres meses desde que se anunció la llegada de Netflix a los países que nos encontramos al sur del río Bravo. Sin darle mucha importancia decidí probarlo a través del PS3 y tras un mes de uso he pagado la primera mensualidad, estas son mis impresiones.

¿Qué carajos es Netflix?

Es un servicio que permite reproducir video a través de streaming, la comparación mas obvia es Youtube, sólo que Netflix se centra en contenido con copyright, series y películas principalmente, y,  por una cuota bastante módica puedes tener acceso a este contenido (sin violar ningún derecho de autor) las veces que quieras. Mi segundo lector, filósofo de lo cotidiano y pragmático hasta el tuétano, pregunta: ¿por qué demonios he de pagar por algo que puedo obtener gratis? Buena pregunta: en realidad no hay ninguna buena razón para pagar por este contenido, sobretodo si consideramos que todo lo que ofrece Netflix (y mucho más) se encuentra disponible en la red, basta con dar un vistazo a cualquier sitio que ofrezca archivos .torrent (Btjunkie, Piratebay, Mininova, etc, etc, y podrás descargar cientos y cientos de series con calidad HD, y que recién se han estrenado. Ahora, si lo tuyo no es el P2P, siempre puedes recurrir a las descargas directas en sitios lo-que-sea-share y automatizar la descarga de contenido usando tu programa favorito. De este modo amortizas el costo de tu conexión de banda ancha. Ésto, por supuesto es lo que yo hago, al menos para mantenerme actualizado en cuanto a las escasas series que aún sigo... y aun así, uso netflix... ¿por qué?


¿Por qué pagar por Netflix?

1.- Porque soy perezoso. Llevo casi tres meses descargando los 65 gb del archivo .torrent que contiene todos los capítulos de Viaje a las Estrellas, la Nueva Generación (ST: TNG, pa' los jodidos puristas), y estoy aburrido. Buscar los archivos de subtítulos (.srt) en argenteam, descomprimirlos, y renombrarlos en la carpeta de cada temporada me provoca una infinita pereza que raya en lo obsceno. Prefiero pagar 99 pesos al mes. Gastaba más en cigarrillos.

2.- Porque me cagan la madre los pendejos de cablevisión. En el G bunker, la red llega a través de cablevisión, tan sólo porque no hay que abrir puertos en el módem para descargar por P2P a velocidad decente, también porque mi desprecio por televisa (dueños de cablevisión), y la mierda que representa, sólo se ve superado por mi odio irracional hacia Carlos Slim, y la mierda infinita que con tanto orgullo comercializa. Usar Netflix es un poco burlarse del servicio on demand de cablevisión, y es lanzar un par de escupitajos a su contenido que, a menos que pagues extra se sigue presentando en definición estándar, además, me provoca un perverso placer pensar en el ancho de banda que consumo con cada capitulo de Star Trek que veo...

¿Qué tal funciona esto?

Algunos sufrimos las patéticas velocidades de las conexiones asimétricas de este país, y, sin embargo, con un combo dos en uno de cablevisión, se puede reproducir de forma simultánea en Wii (definición estándar, 480i), y en el PS3 (HD "media", según el menú de Netflix,  menos de 1080p, supongo), sin ninguna dificultad. El Wii utiliza una tele de 32 pulgadas, el PS3 una de 42 pulgadas, sin que en ninguna de las dos se observe una calidad baja o demasiado pixelada, como ya mencioné. Con mi conexión se puede acceder desde los dos dispositivos sin merma perceptible en la calidad de imagen.



Netflix y Wii.

Tan sencillo como descargar la aplicación desde la tienda de Wii, lo cual agrega un canal nuevo al menú de inicio de la consola, y navegar por el contenido haciendo uso del Wiimote. Incluso, con el módem estándar de cablevisión el "buffering" se realiza de forma fluida y sin contratiempos, en una televisión de 32 pulgadas (LCD y Full HD) la ausencia de HD ni siquiera se nota, aunque la interfaz de Netflix parece un poco "gruesa", por la ausencia de HD seguramente, esto no dificulta la navegación, que se me antoja incluso más intuitiva que en PS3. Sin embargo, se debe tener cuidado con el gatillo del Wiimote, ya que, a veces, puede interrumpir la reproducción si eres descuidado con la mano.


Netflix y PS3.

Descargas la aplicación desde el apartado video del menú y se puede controlar con el mando de PS3, el PS Move o el navigation. Sin embargo, yo uso el mando Bluetooth del PS3, para que deje de acumular polvo y porque es mas cómodo. Aunque la navegación y reproducción resultan muy sencillas no se puede evitar la sensación de que no se utiliza al cien por ciento, hasta al momento apenas es posible cambiar entre las diferentes pistas de audio, y no se puede alternar entre

los diferentes subtítulos. En resumen, de las docenas de botones sólo se utilizan unos cuantos. Por otro lado, si quieres ver películas clásicas (como Vértigo), con audio ruso y subtítulos en inglés, mejor cómprate el bluray...





Netflix y Linux

Todos sabemos que Microsoft representa la maldad pura. Esta maldad se extiende de formas muy diversas a todos los rincones de nuestras vidas. Una de ellas es silverligth, que se usa para gestionar los derechos digitales de los contenidos que Netflix ofrece. Gracias a ello, aquellos infelices que usamos de forma exclusiva GNU/Linux dentro de nuestro hogares: estamos jodidos y no podemos acceder a Netblix, y aunque hay alternativas, como instalar una máquina virtual de Windows dentro de Linux, o manosear las entrañas de Wine los resultados no son del todo satisfactorios. Sólo queda firmar la enésima petición on line y cruzar los dedos.


Lo quiero, pero gratis:


Aún continúa el mes gratis de prueba. Genera un número aleatorio de tarjeta de credito, regístrate, úsalo, espera a que caduque el mes de prueba y repite el proceso ad nauseum.




Conclusiones.

Si deseas capítulos frescos de series como The Walking Dead, Fringe, House, etc. no te acerques a Netflix. Estos contenidos no se encuentran disponibles, si deseas capítulos de series viejas completas, o cantidades obscenas de películas de todo tipo Netflix probablemente te gustará. El precio es bajo, y esto se debe a que la infraestructura corre por tu cuenta, pero para mí, el contenido vale la pena.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios alimentan este blog, el pobre esta muy flaco, así que si no te apetece ver un famélico blog mas deambulando siniestramente por la web ¡comenta!