viernes, febrero 17, 2012

Lanzar la primera piedra: Enrique Peña Nieto.


Ha pasado mucho tiempo desde que escuché de su existencia. Me encontraba en una comunidad Otomí, pobre y con un escaso nivel de educación en la que el gobierno priísta del estado tenía a bien patrocinar las borracheras de los jefes de familia de este lugar a través del programa "Oportunidades". Durante el año que viví en esa comunidad aprendí lo inútil que en la gran mayoría de los casos resultaba esta iniciativa, también supe, cuando alguna mujer lo comentaba con un sonrisa boba, que el nuevo candidato del PRI era un tipo guapo y que ésta parecía ser su única virtud.



 

Hace algunas semanas hubo una tormenta mediática de tal magnitud que hasta yo, que no veo televisión, ni escucho noticieros y que en general rehuyo mantener un contacto demasiado estrecho con la realidad, me enteré. El guapillo ése, sería candidato del PRI a la presidencia de México y no sabía leer ni escribir. Mierda. No me sorprendí demasiado, Fox tampoco sabía y aún hay gente que le idolatra. Tiempo después alguien me dijo: "busca este video, Paco Ignacio Taibo ll (PIT II), dice que ellos, los intelectuales, harán lo posible para que no gane el Quico". Presto desempolvé mi librito de contraseñas, ingresé a youtube, escuché a PIT ll, y decidí que el resto de nosotros también debíamos hacer algo, después de todo cuando Pancho Villa dijo que sería una gran desgracia si un hombre ignorante gobernara al país, tenía toda la razón. Y ya vivimos un Fox, no debemos tolerar otro.





¿Qué (o quién) es un Quico?

Busca el nombre enrique peña nieto en google, yahoo, bing y creative commons, los resultados no deben sorprenderte: entre cinco millones a más de once millones y medio de resultados en los buscadores comerciales. En el buscador de creative commons, que usa el motor de google y que se enfoca a contenidos creados sin fines estrictamente comerciales, y que busca distribuir contenidos de índole cultural de forma más flexible, el resultado es cero y no me asombra.

Pena en la red.


Según la revista Quién, Quico nació en 1966, lo que quiere decir que ha vivido 46 años, y posee un título en derecho que compró en la Universidad Panamericana, campus Santa Fe. En el sitio web de dicha universidad se vanaglorian deh premio recibido en el año 2010 por el diseño de sus instalaciones y porque algunos de sus graduados se encuentran entre las 300 personas más influyentes de México (Nota de G: De donde yo vengo, la palabra influyente es sinónimo de despotismo y prepotencia). El plan de estudios de la licenciatura en derecho de la UP es una delicia. Se puede descargar en un archivo .pdf con terminación .xls, (intuyo que se debe a que fue creado usando Excell, para editar las tablas y luego fue convertido en .pdf). Cierto, es una exageración de mi parte reírme de un detalle tan pequeño, pero da mala espina que en una universidad (¿de prestigio?) sean incapaces de usar una suite ofimática con soltura, máxime si el archivo se llama "intento plande.xls". También llama la atención que dicho plan de estudios (plagado de colorines cada uno más chillón que el anterior) conste de dos páginas.

Vergüenza ajena.


En cuanto al perfil de ingreso para la licenciatura en derecho, la página de la UP, subraya: "hábito de lectura", resulta particularmente notable que en el perfil de egreso ya no se considere este rubro. Lo cual, por supuesto, puede esclarecer alguno de los deslices de Quico: durante su estancia en la UP desprogramaron su hábito de lectura. ¿Por qué? Porque un egresado de la UP ni lo quiere ni lo necesita. Cualquiera pensaría que una universidad cuyo costo semestral supera los cincuenta mil pesos podría formar egresados un poco más avezados. Aunado a ello, resulta inexplicable que durante dos años haya sido profesor de dicha escuela, y ¿a poco no  es extraño que la tesis con la que optó al título "Álvaro Obregón y el presidencialismo en México" no se encuentre disponible para consulta en la red?... Una verdadera pena, ya que estoy seguro de que Quico es incapaz de escribir palabras de más de tres sílabas y este documento, sin lugar a dudas, lo confirmaría. Ahora, mientras escribo me pregunto: ¿De cuántas referencias bibliográficas y de cuántas páginas consta la dichosa tesis? También me intriga: ¿Qué le llevó a estudiar una figura como la de Álvaro Obregón?...

Su aspecto, su única virtud.


Por supuesto, no sólo la revista Quién, habla de este tipo, la página Vice lo nombró el pendejo de la semana, y el blog Yo amo a Enrique Peña Nieto sigue día a día los pasos de Quico y sus allegados (entiendo que con ironía, aunque el tono de acecho de algunas de las entradas podría resultar escalofriante para alguien más inteligente que el canoso Quico). El Universal consigna diez hechos poco conocidos de Quico, tratándolo de forma bastante benigna (cuatro casas, sueldo mensual de casi 150,000 pesos, etc), y la inciclopedia, destilando mala leche comenta con humor los (múltiples) desaciertos de este sujeto, finalmente, entre los primeros diez resultados de Google, podemos encontrar la entrada de animal politico, que da fe de la disminución de su popularidad durante los últimos tres meses.

 

Cabe destacar que entre las búsquedas relacionadas con Quico en los tres buscadores saltan a la vista palabras como: gay, mató a su esposa, masón o mansión... y que en catorce páginas de imágenes de Google, como si de un portafolio de actor se tratase, podemos observar a Quico en diferentes poses: Quico reflexivo, Quico alegre, Quico determinado, Quico estreñido, pero ninguna de ellas parece real, en todas se le percibe como lo que es, un político en eterna pose y fracasa por completo en transmitir la supuesta sinceridad que pretende mostrar. Por otro lado, en ninguna de ellas parece una persona inteligente, en catorce páginas de fotos en pose tan sólo logra parecer una chica Almodóvar, nada lista y muy, pero muy boba.




El sitio Oficial. Vergüenza ajena.

A los políticos, a diferencia de los perros, les encanta hablar de sí mismos, es por ello que Quico tenía un sitio oficial mediante el cual pretendía comunicar sus intenciones como gobernante. Aunque en estos momentos ya se encuentra cerrado, en él podíamos acceder a los puntos básicos de su campaña electoral; todos resumidos en dos o tres líneas, y en los cuales intentaba profundizar  (a través de archivos en .pdf de más de un mega [sólo imagen]) y obtener legitimidad mencionando políticos como Al Gore, para darle fundamento a sus "visiones" acerca del país. Dichas visiones se presentan en una sola frase: "Estado Eficaz", ni más ni menos, ni nación eficiente, ni país sustentable, ni pendejadas por el estilo. Una vez más es una pena que el señorito no profundice, teorice o fundamente qué es lo que quiere decir cuando habla de un estado eficaz, aunque a mí, que soy un tipo muy suspicaz, me suena a jerigonza empresarial, el tipo de cosas que se escucha de algún CEO de Wal-Mart cuando decide despedir a miles de empleados... o subcontratar fábricas de esclavos en algún lugar de China o al tipo de eficacia que obtenía Porfirio Díaz de Valle Nacional. 






De igual forma, en este sitio se define como "parte de la generación que quiere contribuir a la grandeza de México...", las negritas, por supuesto son de G, y es que no puedo evitar pensar si en realidad Quico cree que México es un país destinado a la grandeza, y si cree que es posible alcanzar esa grandeza antes de ser un país digno, me explico: según la Unicef, en Cuba, la tasa de mortalidad infantil en menores de cinco años asciende a 9 por cada mil nacidos vivos, en México asciende  a 30, mientras en México aún mueren  niños por deshidratación y enfermedades respiratorias, Quico sueña con la grandeza del país. Yo que soy bastante menos "soñador" espero vivir en un país donde las enfermedades infecciosas maten a la menor cantidad de niños pequeños, y no, no espero que México sea grande, espero que sea digno. Pero es que yo, como buen subproducto de la educación pública de este país, fui seducido por la visión de México, según Frank Tannenbaum. Pero Quico que siendo generosos siempre ha sido un poco lento y aficionado al oropel, seguramente nunca ha oído hablar de este señor.


Continúa Quico: "Gracias a Angélica, y a mis hijos, por ser mi inspiración". Entiendo por inspiración ese momento singular en el que un artista puede producir su obra sin esfuerzo, de forma casi espontánea  y con base en ello, me atrevo a deducir que sus fuentes de inspiración son más bien insuficientes, y sugiero con toda dulzura, que busque otras, porque de no hacerlo está jodido... sobretodo si continúa inspirandose en su encantadoramente estúpida hija.


El buen padre de familia.

En el derecho civil de México existe un figura arquetípica (sin relación con H.P. Lovecraft) conocida como el buen padre de familia, y se usa para referirse al ideal de conducta que debemos seguir en nuestra vida cotidiana. Se relaciona de forma muy estrecha con el daño culposo, es decir aquel que se realice sin intención clara de causarlo, ya sea por negligencia, descuido, o falta de previsión. Por supuesto, el buen padre de familia prevé estas situaciones, y actúa con diligencia, situándose por encima de la media mínima exigible, esto, que no es poco, es lo que establece el código civil para el médico X en México, esto es lo que los legisladores esperan de cada uno de los profesionistas del país. Pero... ¿qué es lo que le pide a los políticos?

¿Inmoral?, ¿Amoral? o ¿simplemente pendejo?

La estupidez de Quico ha alcanzado cimas (y simas) legendarias, entre la gente común: Ya no se discute si es pendejo, sino que tan pendejo es. Ya no preocupa si mató a su esposa, sino con cuántas mujeres le puso el cuerno antes y después de su muerte. Ya ni siquiera nos preguntamos si padece de alguna enfermedad cerebral que le impide retener datos a corto, mediano y largo plazo, sino que celebramos que haya engendrado un par de bastardos. No cuestionamos sus intenciones de ser cura, tan sólo reímos de los chistes sobre cuántos monaguillos preservaron sus esfínteres anales gracias a que no acudió al seminario. Escuchamos con sorna que se ha tirado hasta a un perro que atropelló un día camino a la escuela. De alguna forma hemos asumido que es como es, que no cambiará  y que, como si de un grotesco payaso pricolor se tratara, Quico divierte y asquea a las masas a partes iguales.


 

Algunos periodistas han minimizado estos errores, algunos más incluso buscan hacernos creer que su estupidez no lo descalifica como candidato, otros aseguran que no es ético (apoyados en el código civil), ni legal cuestionar a este sujeto por lo inmoral de algunas de sus acciones, ya que pertenecen al ámbito privado y que aun como figura pública tiene derecho a la intimidad, y este derecho debe ser defendido a toda costa; obvian detalles insignificantes como que se trata de un hombre público, cuya amoralidad es manifiesta, y que cualquier persona tiene derecho a pensar lo que quiera. Por lo que si en mi fuero interno cuando pienso en este sujeto acuden un montón de palabras que empiezan con "p" ese también es mi derecho. Sin embargo, podemos ir un poco mas allá; ¿no es verdad que Quico expone a los habitantes de este país al desprecio y al ridículo ante la comunidad internacional? Y a él ¿por qué nadie le reclama nada?, ¿que no por definición los adultos tomamos decisiones y vivimos con las consecuencias?, ¿desde cuándo un ser humano común cuenta con un "profesional" del periodismo, pluma en mano, para defenderle la espalda, para evitar que esas consecuencias mermen su imagen, autoestima y honor? ¿desde cuándo es labor del periodista preparar un chocolatito caliente mientras le canta una canción de cuna a un candidato a la presidencia? E incluso así los más descarados de entre los "profesionales del periodismo" lamen con delicadeza el escroto de Quico mientras repiten para sí mismos: "será presidente, será presidente" y exigen que el resto del país haga lo mismo. Nos piden mantener la boca cerrada porque somos tontos e ignorantes; ¿debemos, pues,  ser serviles? ¿debemos ser sumisos? No olvidemos que la soberanía del país reside en el pueblo y que el pueblo del país en que se gestó la primera Revolución del siglo XX hace, dice, y piensa lo que le sale de los benditos huevos.


No soy quien para subrayar que es cierto...

Me preocupa que haya demostrado con un empeño digno de mejor obra, su escaso desarrollo intelectual, me inquieta su incapacidad crónica para ceñirse a lo que la mayoría considera como moral, la falta de compromiso para con sus seres amados, y el cínico desprecio por la cultura que ha demostrado haciendo gala de su ignorancia. Me repugna que un ser humano como él pueda aspirar a la presidencia del país, y, peor aun, me llena de desasosiego que en los últimos meses no haya sufrido el menosprecio de la sociedad a un grado tal que le haya obligado a desistir de sus "aspiraciones presidenciales"... Sabemos que está patrocinado por lo peor de la vieja guardia priísta, y dado lo limitado de su intelecto todos sospechamos que no se trata mas que de una marioneta, cuyo titiritero se coge cuando y como quiere, y que de igual modo sólo usa para guardar las apariencias. Toda su carrera política parece cuidadosamente planeada, sin embargo, ha demostrado no contar con la inteligencia para haber sido planeada por él, mucho menos para gobernar un país, cada una de sus acciones parece decir; no soy apto, no poseo ni los conocimientos ni la inteligencia para tener el privilegio de gobernar a México. La pregunta es: ¿vamos a permitir que gane? ¿somos así de pendejos?




Addendum.

Este blog se trata de linux, de videojuegos, de literatura y comics,  de cosas buenas, bellas y puras, de vez en cuando también recorre mis neuronas retorcidas, mis paranoias y esas pendejaditas que hacen de mi vida una vida menos pinche. En fin, quiero a mi blog, le he dedicado muchas horas tan sólo por el placer de hacerlo, pero ahora, frente al puto teclado de mi puta netbook, con mi puto linux recién actualizado no puedo evitar sentir que he mancillado mi pequeña y preciosa bitácora, que, cabrones hijos de la gran puta como EPN no deberían de tener cabida en este espacio, sin embargo, de vez en cuando hay que hacer sacrificios, y  cada vez que decides mentarle la madre a Quico, Dios le salva la vida a un Domo-Kun, espero que este artículo te inspire a ello.






No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios alimentan este blog, el pobre esta muy flaco, así que si no te apetece ver un famélico blog mas deambulando siniestramente por la web ¡comenta!