jueves, abril 05, 2012

Medal of Honor (2010), Danger Close

Mono... ¿Jugador?.

Ya he comentado que Medal of Honor fue el segundo FPS que jugué sin descanso en los viejos tiempos de PSX, tras lo cual pase de largo por la generación de los 32 bits, para reencontrarme con la franquicia a través de Airborne..., ahora emulando a CoD Modern Warfare, Medal of Honor se traslada al presente, en un escenario real, y siguiendo las supuestas hazañas de un cuerpo de elite gringo, los Tiers, uff, no suena tan bien, ¿o si?, sobretodo todo cuando uno de los gringos que mas desprecio, después de Henry Lane Wilson, y  el General Pershing, es el infame General Patton, y tras jugar los dos primeros Modern Warfare, y el Call of Duty Classic, termine harto de las frases (supuestamente) celebres de este ultimo hijo de puta, además de que cuando supe del lanzamiento de este videojuego estaba un poco harto de tanta propaganda gringa vuelta juego de vídeo, por no mencionar que acababa de descubrir (a través de un documental de la television sueca) este vídeo... por supuesto, termine asqueado de los FPS, al menos por un tiempo.






Y, sin embargo, la veda de FPS no duro demasiado, sobretodo porque en estos momentos el precio de este juego es ridículo e incluye una versión remasterizada del Frontlines, de PS2, además de que al ser un resentido treintañero de una generación demasiado X eso de los ideales y los principios no me va. Así pues, con toda la cara dura del mundo, desentumí mis pulgares.




El juego.

El juego utiliza alguna versión del Unreal Engine 3, y a estas alturas de la generación ya todos conocemos sus puntos flacos; ocasionales tirones aquí y allá, y una desafortunada lentitud a la hora de cargar texturas, sin embargo estos pequeños defectos pueden ser pasados por alto, los gráficos son muy buenos, aunque no tengas sombra, ni pies, en su mayor parte son correctos, y las secuencias cinematográficas (que no son generadas por el motor del juego) te dan una idea de lo que estándar de la próxima generación de consolas, el sonido, como en todos los juegos de la serie, es sobresaliente, los disparos, pisadas, y demás efectos son contundentes, sin embargo se echa de menos un tema principal que provoque esa sensacion de heroísmo y de nobleza de los viejos títulos, ¿sera porque este Medal se encuentra mas cerca de Generation Kill que de Band of Brothers?. Por otro lado, la historia es totalmente prescindible, a pesar de que se intento crear expectación argumentado que se trataba de operaciones reales, a la hora de la verdad no nos encontramos con nada nuevo, aunque hay que reconocer que en determinados momentos la inmersión que provoca el titulo es muy completa, sin embargo, un par de horas después de que termines el titulo es probable que ni siquiera recuerdes quien es Dusty, Mother y cia.
La dinámica del juego no puede ser mas acorde con la generación, un juego de disparos en primera persona, con regeneración espontánea de la barra de salud, apuntado automático, conducción de vehículos militares y uso ocasional de armas "inteligentes", como misiles guiados por láser, y demás parafernalia; en general se trata de un juego no muy exigente con una inteligencia artificial digna de Duck Hunt, aún en la dificultad mas alta, que se deja jugar, sin presentar un verdadero reto y con una vida corta,  y aunque no por ello es deleznable, si que falla en su principal objetivo; presentar batalla al todopoderoso Call of Duty.

A vuelo de teclado.
En general, por su precio reducido y el contenido que ofrece considero este juego Recomendable, sin embargo, y siendo justos, a precio de lanzamiento, con trabajos alcanzaria un Mediocre.

PS.
No juego multi. No me da tiempo. Ni siquiera porque el multi fue desarrollado por DICE, y usa el Frosbite Engine me siento tentado a jugarlo con la profundidad que un comentario demanda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios alimentan este blog, el pobre esta muy flaco, así que si no te apetece ver un famélico blog mas deambulando siniestramente por la web ¡comenta!