martes, mayo 08, 2012

Dentro del Monstruo (1997) Robert K. Ressler, Tom Schachtman

Jeffrey Dahmer "El carnicero de Milwaukee"
...decir lo que pienso, sin pensar lo que digo...

En el mejor de los casos la criminología debería de ser considerada una pseudociencia y de ser necesaria deberían de practicarla únicamente especialistas en medicina legal y psiquiatría, con sólidos conocimientos de criminalista. Cualquier  otra forma de criminología me parece más bien una ridícula serie de razonamientos con cierta coherencia interna que se apilan unos encima de otros en una precaria estructura que no resiste un análisis serio. Seguramente mi segundo  lector (el mas crédulo de los tres) pensará: "¿De qué hablas?, si a veces funciona". Sí, y a veces los psíquicos aciertan en sus predicciones, y a veces tengo sueños premonitorios, y a  veces la homeopatía funciona, es la misma mierda, diferente envase. 

Despotricando.

Ressler creó el término "asesino en serie", se considera experto en la realización de perfiles y trabajó por dieciséis años en la Unidad de Ciencias de la Conducta del FBI. Ha viajado por todo el mundo colaborando en la resolución de homicidios tras abandonar el FBI, es por ello que me ha sorprendido que sea incapaz de redactar este delgado volumen, basado en su experiencia por sí mismo. Tuvo que recurrir a la habilidad de un escritor profesional, Tom Shachatman, del que nunca había oído hablar, para sacarle las castañas del fuego, me sorprende porque sin duda durante su actividad profesional redactó cientos y cientos de páginas con la intención de que estas fueran comprendidas por personas no expertas en la materia, es decir, divulgación científica pura y dura. Por otro lado no deja de exasperarme el uso constante de la primera persona del singular que se repite con absurda constancia a lo largo del texto; me da la impresión de que desea resaltar en todo momento la importancia de su persona y de su participación en la resolución de homicidios (en su mayoría mas bien marginal) así como de su increíble capacidad para sonsacar información a asesinos en serie, manteniendo siempre las más efectivas de sus técnicas como secretas, por lo delicado de las mismas y para que otros asesinos en serie no las conozcan... Aunque esta idea pueda parecer plausible a mí me parece mas bien una tonta forma de rodear de un halo de misticismo esta pseudo-ciencia. ¿Quá más puedo comentar?  ¿Que pretende establecer una relación directa entre MTV, las pelis porno, el Cine y la violencia homicida? ¿Que al menos uno de los presuntos homicidas que da por culpable resultó ser inocente? ¿O que parece desear enfocar cada uno de los homicidios desde el aspecto más grotesco y sensacionalista? ¿Que en general, los perfiles de homicidas no capturados son tan exactos como un horóscopo?


A vuelo de teclado.
 
 Soy un tipo bastante conductista: creo que en mi puta imaginación puede ocurrir lo que me venga en gana, que puede leer todas las novelas gore del mundo, que puedo jugar y pasar cientos de horas desmembrando  a otros seres humanos en videojuegos violentos, escuchando Heavy Metal, y tocándome los cojones. Estoy seguro de que no por ello me convertiré en un asesino en serie, en masa, o en un simple homicida. Las cosas no son tan simples; ¿No fue Axl Rose el que dijo: "Los problemas están dentro de ti, la música no tiene nada que ver con ellos"?

A pesar de todo, creo que leer este libro es recomendable.  Sin embargo, se deben sopesar cada una de las afirmaciones del autor, en resumen el espíritu critico es indispensable durante la lectura. Mierda, que viejo estoy y que mal me sienta dar recomendaciones de abuelito previas a la lectura de un libro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios alimentan este blog, el pobre esta muy flaco, así que si no te apetece ver un famélico blog mas deambulando siniestramente por la web ¡comenta!