domingo, septiembre 16, 2012

México 2012: Para no olvidar.

México es un país peculiar.

¿Qué pasaría si Hal Jordan abandonara Ciudad Costera y se convirtiera en presidente de México?

Cada año en el quince de septiembre se recuerda la "ocurrencia" de Miguel Hidalgo, el cura libertino aficionado a músicas, bailes y demás cosas sacrílegas,  que un buen día decidió darle independencia a este país. Es más, derivado de la dichosa ocurrencia es que sin quererlo demasiado creé este blog. 

Los 15 de septiembre, el mexicano común come hasta el hartazgo, bebe en demasía, y/o se va de putas. Es una fecha establecida para ello, y todos los años en todas las plazas públicas del país los mequetrefes que ostentan algún cargo, como presidentes municipales, gobernadores, etc, se trepan a un balcón, tocan una campana, y  hacen el ridículo gritando "vivas". "Vivas" en los que no creen, en los que nunca creyeron, la pantomima es celebrada por la muchedumbre (más o menos alcoholizada) y el dieciséis todos se observan con estúpida satisfacción; han demostrado el orgullo de ser mexicanos.

Esto es lo que ocurre de forma habitual: putillas medio desnudas en la televisión abierta y en las plazas públicas exaltan a la audiencia y ensalzan arrobadas lo super-mega-cool que es ser mexicano. Si no participas en el entusiasmo eres mal visto. Es por eso que nunca bebo cuando todos los demás beben, no compro banderitas para mi auto, ni ando por la vida con una estúpida sonrisa y las mejillas pintadas, no me disfrazo de charro, ni bebo tequila. Trato de ser el mejor Misántropo G-siano posible, además de que comparto mi alegría con los demás y me gano la reprobación de los más pendejos.

 http://cdn.animalpolitico.com/files/YoSoy132-grito.jpg

Todos los años hago lo mismo. Todos los años, al verme rodeado por mequetrefes incalificables que exudan entusiasmo, tiro mala leche, pero este año no. Este año me puedo sentir orgulloso, porque a pesar del excelente sistema de sonido montado en el Zócalo, a pesar de la presencia de las putillas de las televisoras, a pesar del patrioterismo prefabricado que todos los años nos quieren vender, a pesar de la lluvia, a pesar de los francotiradores, de los milicos de civil, a pesar de la presencia abrumadora de la policía militar, y de muchas, muchas otras cosas, a pesar de todo ello México dio la cara. Y se pintó de verde al presidente. Y se gritó con justa indignación. Y a pesar de ello, las televisoras mostraron lo que quisieron, porque creen que todavía pueden crear la realidad, crearla o recrearla, creen que todavía pueden enseñar en qué pensar y qué sentir. Los pobres cabrones no tienen ni puta idea. Porque ahora la realidad la difunde quien la vive. Y no hay de otra. La televisión se chinga.




¿Y si Hal Jordan, el linterna verde de la tierra (junto con el señor Gardner, por supuesto) fuera presidente de México? Bueno, pues seguro tendríamos la enésima crisis del universo DC (en las tierras infinitas, final, o lo-que-sea), con Lobo (vestido de charro, rodeado por Adelitas bien buenas, y bien putas, tragando litros de tequila y con música de José Alfredo), tras lo cual se reiniciaría (otra vez) el universo (o multiverso). Pero como Felipe Calderón es presidente de México debemos de enfrentarnos con decenas de miles de muertos resultado de una guerra que ni siquiera es nuestra guerra y con el supervillano más pendejo de todos los tiempos, @EPN.

Pero, digan lo que digan, hay esperanza. Nunca en mis treinta y pocos tacos había sentido la necesidad de acudir a una plaza pública un quince de septiembre, para mí eso ya es demasiado.



Recomendado:

http://www.yosoy132media.org/media/no-queremos-gritar-que-viva-mexico-queremos-que-mexico-viva/





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios alimentan este blog, el pobre esta muy flaco, así que si no te apetece ver un famélico blog mas deambulando siniestramente por la web ¡comenta!