miércoles, septiembre 05, 2012

México 2012: Si No fuera calumnia seria risible, Paco Ignacio Taibo ll.

Carlos Marín, director de Milenio diario:
 
El día 3 de septiembre se publicó en el diario que diriges una nota titulada: “Para leer en libertad operaba para AMLO con fondos del GDF. 
La fundadora fue funcionaria en la gestión de Andrés Manuel. El grueso de sus labores se concentra en el seguimiento de las actividades de Morena”. La nota estaba firmada por Miriam Castillo. Extrañamente otra nota con información muy similar fue publicada en el diario 24 horas el mismo día.

Tras señalar que nuestra asociación civil, la Brigada para Leer en Libertad había recibido fondos del gobierno del DF y de la Asamblea de Representantes por realizar servicios editoriales, concluye que “el grueso de sus actividades se concentra en el seguimiento de las actividades de Morena (y que) con este perfil participó en una convocatoria que realizó la Secretaría de Desarrollo social para que se le otorgue una subvención de entre 50 y 400 mil pesos”.



La afirmación es absolutamente falsa.

Este financiamiento, al que acudimos como decenas de otras asociaciones civiles y organizaciones no gubernamentales, fue absolutamente realizado en el marco de promoción de la lectura y celebración del bicentenario y alcanzó los 150 mil pesos.

En contrapartida la Brigada organizó 39 conferencias sobre la independencia y la revolución en barrios marginales de la ciudad de México, se organizaron 14 lecturas en comedores populares del DF de cuentos y poemas de autores nacionales y extranjeros y se entregaron 24 bibliotecas en barrios, ofreciendo posteriormente cursos de capacitación para los encargados. A pesar de que nos habíamos comprometido a dar 12 lecturas, conferencias y a entregar 4 bibliotecas, sobrecumplimos el programa ampliamente.

Con esa misma institución editamos una biografía sobre el cura Hidalgo con un tiraje de 7 mil ejemplares por lo que recibimos un apoyo para la impresión de 40 mil pesos (menos de 6 pesos por ejemplar).

Todo esto fue posible gracias a millares de horas de trabajo voluntario de miembros de la brigada; a la inmensa colaboración de casi un centenar de escritores e historiadores y a las donaciones de libros que recibimos en los tianguis.

Es más, colaboramos de manera gratuita para la distribución de libros infantiles el día de reyes de en una zona de campamentos de damnificados por una inundación.

Ni un solo libro sobre MORENA o sobre la campaña de Andrés Manuel fue publicado con ese financiamiento. Pero además de calumnia, la afirmación es risible. Después de haber hecho todo lo que mencionamos, ¿qué dinero podría sobrar para financiar la campaña?

Respecto a que nuestra coordinadora, Paloma Saiz, fue funcionaria en la administración de Andrés Manuel, es público y sabido, que fue directora de la feria del libro de la ciudad y antes había coordinado los programas de promoción de la lectura en la Secretaría de Cultura del DF, como Para Leer de Boleto en el Metro, Sana sana leyendo una plana, Letras de luz, Letras en rebeldía y otros, con una notable éxito y que en ese proyecto participaron algunos de los que hoy son miembros de la brigada. Tratar de unir las dos historias parecería sugerir que apoyamos a Morena en pago de deudas laborales. Eso es una calumnia.

En la nota se afirma que recibimos de la Asamblea legislativa 250 mil pesos por la edición de 3 libros. Es cierto, propusimos a la comisión de cultura de la Asamblea la edición de las biografías de Juan Escudero, Rubén Jaramillo y Librado Rivera con un tiraje de diez mil ejemplares cada uno. Estos libros, dentro de nuestro proyecto de promoción de la lectura, fueron distribuidos en tianguis de libros y en conferencias de los autores a lo largo de todo el Distrito Federal. Como podrás ver, nada tiene que ver con MORENA ni la campaña de AMLO.

Es absolutamente cierto que la Brigada para Leer en Libertad ha estado profundamente ligada a la campaña de Andrés Manuel en estos últimos meses (y lamentamos no haberlo estado aún más) y que editamos libros, folletos, promovimos conferencias y debates en el contexto de esta campaña, que colaboramos en la realización del folleto “Fraude 2012.” Todo esto sumó horas de trabajo voluntario, decenas de miles de ellas, a apoyos para la impresión que vinieron de diputados locales (de su bolsillo personalísimo), PRD del Distrito Federal, candidatos del frente progresista y organizaciones de MORENA.

Por lo tanto, la afirmación que encabeza la nota de que “operábamos para AMLO con fondos del gobierno del DF” es una calumnia, vil y vulgar difamación. Y además de patético es risible: Después de haber realizado todas estas ediciones, montado todas estas bibliotecas populares, dar cursos de capacitación, organizar todas esas lecturas en voz alta y conferencias, ¿Cuántos pesos sobraron de los 439 mil pesos (que no del millón 110 mil pesos que se nos atribuyen) que recibimos para financiar a Andrés Manuel?
Si no fuera por la “extraña” coincidencia de que una nota enormemente parecida fue publicada el mismo día en otro diario de esta ciudad, atribuiríamos a la mala fe de una reportera y de un titulador lo sucedido. Pero en este país y en estos tiempos uno desconfía de las coincidencias.
¿Quién está interesado en desacreditar el trabajo de la Brigada para Leer en Libertad y por qué razones?
Por la Brigada para Leer en Libertad
Paco Ignacio Taibo II
PD. En beneficio de la libertad de expresión y el derecho de réplica te pedimos que esta respuesta se publique en la misma página y el mismo espacio en que la nota aludida fue publicada el 3 de septiembre.
Comentario de G.
Considero que tengo suficiente imaginación, y se manifiesta en este meta blog, el meta tal vez sólo yo lo entienda pero está ahí, y casi siempre en cursivas. Sin embargo, a pesar de mi fecunda imaginación, de mis constantes sueños lúcidos y terroríficos,  y el montón de ideas alucinadas que a diario recorren mis sinapsis, a pesar de todo ello nunca he podido llegar a imaginar debajo de qué piedra salió Carlos Marín. A veces creo ver en su extraño rostro ciertos atributos atávicos, que sin duda sería fácil relacionar con alguna sub-especie lovecraftiana-prinosaúrica, sin embargo no acaba de cuadrar, hay algo más en esta especie de repugnante sanguijuela al servicio del poder que está más allá de mi comprensión. En fin, ¿será que no me está permitido imaginar hasta qué punto ha vendido su alma, hasta qué grado abandonó sus principios y se vendió para obtener un poquito de poder, notoriedad, o lo-que-sea? ¿Será que observar hacia esos abismos insondables de corrupcion y de servilismo me está vedado? En fin, creo que me doy a entender, hay que ser muy hijo de puta para desacreditar un esfuerzo como el de las Brigadas de Leer en Libertad. Hay que ser muy cabrón, simplemente no me cabe en la cabeza. No perderé más el tiempo pensando en ello, sin embargo el que esto escribe arde en deseos de escupir sobre su tumba (o en su cara) si es que se presenta la oportunidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios alimentan este blog, el pobre esta muy flaco, así que si no te apetece ver un famélico blog mas deambulando siniestramente por la web ¡comenta!