viernes, noviembre 23, 2012

Tales from Space: Mutant Blobs Attack (2012) Drinkbox Studios

Tomas el papel, de Blob, un pequeño e indefenso mutante que un buen día logra escapar de sus malvados captores humanos, y que con gran perseverancia y una alimentación balanceada logra poco a poco volverse mas y mas grande, mas y mas fuerte, y mas y mas hambriento, además de que el odio que a acumulado dentro del frío contenedor en el que le tenían atrapado ha aumentado día con ida y ahora Blob no conoce la piedad.
Al escapar del contenedor Blob es muy pequeño, pero con el tiempo se puede convertir en un contendiente digno de Galactus, solo requiere de un poco de ayuda.


Se trata de un juego descargable de plataformas y bidimensional, que hace un uso inteligente del sensor de movimiento y la pantalla táctil de PsVita, pero eso no es lo importante, en realidad aunque la dinámica del juego esta muy bien resuelta, prescindir de estas "novedades" no habría afectado la calidad del titulo.



Blob con su versátil bicapa lipídica es capaz de fagocitar cualquier objeto, siempre y cuando tenga el tamaño adecuado, además de que le permite pasar a través de espacios realmente estrechos, y cuenta con unos cuantos "poderes" como la telequinesis, el electromagnetismo, o la propulsión jet, que le ponen al nivel de cualquier supervillano, de cualquier universo. Los gráficos son muy sencillos pero completamente adecuados, las secuencias cinematográficas destilan sentido del humor, los efectos de sonido son muy apropiados, y la musica destaca acompañando con desparpajo las correrías antropófagas del bueno de Blob. Cuando devoras un tanque, un helicóptero, o un estúpido ser humano no puedes evitar destilar mala leche de satisfacción. Además el precio es realmente ridículo, por lo cual para PSVita Mutant Blobs Atack es un juego imprescindible.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios alimentan este blog, el pobre esta muy flaco, así que si no te apetece ver un famélico blog mas deambulando siniestramente por la web ¡comenta!