lunes, abril 08, 2013

The Silver Linning Playbook (2008) Matthew Quick

Pat, tiene mas de treinta años y ha pasado los mas recientes en un reclusorio psiquiátrico sin estar demasiado seguro del porque, hasta que  un buen día su madre se encarga de que sea liberado bajo su tutela e intenta reintegrarlo a la estúpida realidad, sin embargo Pat solo piensa en recuperar el amor de su mujer, le parece normal que ahora que ha sido dado de alta el periodo de separación finalice, tan solo debe lograr que su mujer descubra que ha cambiado, que se ha esforzado y que ya no es el mismo gordo insensible e ignorante al que abandono. Para ello Pat sigue un riguroso programa de entrenamiento, lee uno por uno los libros del programa de literatura de su esposa (es maestra), y trata de considerar siempre los sentimientos ajenos... dentro de la mente de Pat, el final feliz parece estar a su alcance.

Tiffany, esta loca. Tras la muerte de su marido se volvio loca...  y tras un periodo de feroz ninfomanía ahora vive en casa de sus padres y se dedica a casi nada... hasta que conoce a Pat, con el que comparte la necesidad de ir a terapia, el uso de drogas psiquiatricas, y poco a poco dentro de su cabeza se gesta un plan, el acoso sistematico de Pat es solo el principio. 



Primero vi la película. Y me gusto. Luego, al recorrer la librería reconocí la portada. No pude evitar comprar el libro a pesar de que el autor me era desconocido. Lo compre, lo leí, y decidí que me gustaba mas la peli... aunque en aras de la comedia romántica modifica un par de situaciones que en el libro no ocurren, me parece que se trata de una adaptación honesta y que la esencia del relato sigue ahí. Por otro lado el autor maneja un lenguaje sencillo y una prosa muy simple, con diálogos muy bien logrados y personajes creíbles, es imposible no reír cuando Pat critica a Hemingway, el lector al fin y al cabo también quiere creer en su Final Feliz, aunque claro que ya ve venir que si este ocurre no sera de la forma en que Pat lo imagina...  aunque claro, siempre con la colaboración del lector, que evita pensar en que ocurriría si Pat deja de tomar el medicamento... en fin, un libro recomendable para leer en un fin de semana y no andarse con quebraderos de cabeza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios alimentan este blog, el pobre esta muy flaco, así que si no te apetece ver un famélico blog mas deambulando siniestramente por la web ¡comenta!