miércoles, junio 19, 2013

Spec Ops: The Line (2012) Yager


Spec Ops, the Line es un juego de disparos en tercera persona, mas o menos por el estilo de Army of Two o el archinonocido Gears of War, desde un principio podemos imaginar que la mecánica del juego no aportara nada nuevo, sin embargo, unos meses después de su salida cierto sector del publico se he deshecho en elogios hacia este juego, destacando en particular su narrativa, la forma inteligente en la usa elementos propios del genero de los videojuegos para desarrollar la historia, y lo diferente que es comparando con otros títulos. Pareciera que Spec Ops reivindica por completo la experiencia bélica de esta generación de consolas.


La historia del juego esta inspirada por la misma novela de Joseph Conrad, El corazón de las tinieblas, en la que se basa Apocalypse Now y aunque no he leído la novela, desde un principio la relación parece evidente y ello resta emoción al desarrollo. Un grupo de las fuerzas especiales (epsilon, delta omega, llamadles como quieras, a mi me da igual), se presenta en la Ciudad de Dubai, que sitiada por interminables tormentas de arena ha sido abandonad a su suerte, solo un coronel renegado, Jhon Konrad y su batallón se han quedado atrás... hasta que el grupo encabezado por tu personaje se presenta, con la intención de... ¿rescatarlo? ¿unirse a el?, ¿asesinarlo?, la verdad es que nunca queda demasiado claro, al final tu pelotón llega a una ciudad arrasada por la arena, sometida a la ley marcial por el Coronel Konrad y  en la cual ya se ha iniciado la insurrección, alentada, sorpresa de sorpresas, por agentes de la CIA...


Los personajes, a diferencia del típico shooter bélico, no se dividen en bondad y maldad absolutas, son un poco mas complejos, sin embargo, terminan por aportar bien poco al desarrollo de la trama. A lo largo del juego nos abriremos paso a balazos a los largo de los escenarios, matando a todo lo que se mueva, sin mas, y tomando decisiones divididas simplemente en buenas y malas, algo que acaba de chocar con la aparente ambigüedad moral que pretende transmitir el titulo, sin embargo se trata de un juego muy entretenido, con mecánicas poco innovadoras, pero que cumple con la mecanica jugable.



En cuanto a gráficos, en esta generación de crisis no se desperdicia ni medio centavo creando un motor propio, y nos encontramos con la enésima encarnación del Unreal Engine, y, una vez mas sus vicios bien conocidos se reproducen, pero en este titulo llegan a lo grotesco,  y durante algunas de las cinemáticas creadas con el motor del juego podremos observar siluetas informes y casi irreconocibles debido a la lentitud con la cual cargan las texturas... por supuesto, la ambientación sufre cuando el apartado técnico no esta a la altura, aunque, siendo sinceros, tampoco es para llevarse las manos a la cabeza, simplemente es un defecto mas en un juego no demasiado pulido. Por otro lado, el apartado artístico si que destaca en su concepción, con algunas escenas memorables, que se desarrollan en un conjunto muy bien logrado, no hay mas que ver la pantalla de inicio del juego y su deterioro gradual mientras avanza la historia. La música, elegida por el omnipresente locutor, acompaña de forma muy efectiva la mayoría del juego, y aporta un toque especial a alguno de los tiroteos. Los efectos de sonido, como de costumbre no destacan, simplemente se encuentran ahí, cotidianos y sin carisma.

A vuelo de teclado.

Algunas personas destacan la historia por su originalidad, como si separarse solo un poco del conjunto de tramas principales de los videojuegos bélicos ya fuera un logro por si mismo, para mi la originalidad no se pueden limitar únicamente al mundo del videojuego sino que debería de incluir el enorme bagaje cultural preexistente, por supuesto, esto es pedir demasiado, pero como bien se ha dicho pedir no empobrece, y le hecho de que nunca se haya intentando en un videojuego no le otorga una calidad superior per se.

Por otro lado, el afán gringo de centrarse siempre en medio de la acción, ya sea una invasión alienígena por transexuales polígamos de edad avanzada o un conflicto internacional se ha vuelto un poco ridícula, centrada en los protagonistas la acción de Spec Ops ignora por completo a los habitantes de Dubai, a menos que deban de morir en segundo plano, o pagar por las decisiones que tomen sus presuntos salvadores...

En cuanto a la narrativa encuentro incomprensible que se le haya ensalzado tanto, hemos encontrado piezas realmente sublimes en cuanto a la capacidad para transmitir emociones en esta generación (la escena de los vidrios de Heavy Rain, me viene a la mente, o algunos momentos del primer Bioshock), pero Spec Ops no sera uno de los títulos cuya trama recuerdes años después, el final, lejos de sorprender parece demasiado previsible, e incluso aburrido, se trata de un juego mediocre, que no deja de ser divertido, pero para nada es la experiencia jugable de la generación ni marcara un hito en cuanto a narrativa usando recursos únicamente de la industria de los videojuegos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios alimentan este blog, el pobre esta muy flaco, así que si no te apetece ver un famélico blog mas deambulando siniestramente por la web ¡comenta!