domingo, julio 14, 2013

Mass Effect 2 (2010) Bioware

Es tiempo de volver a vestir la armadura del comandante Shepard y recorrer la galaxia enfrentándose  a una nueva amenaza: los recolectores que hacen desaparecer a los habitantes de colonias humanas enteras sin dejar rastro... Mientras que la guerra en contra de los segadores, y tras la derrota del Espectro renegado, Saren, pareciera haberse enfriado, sin embargo es evidente que existe una relación entre las dos amenazas...
El principio de la historia te hace querer estrangular al guionista principal del juego. O al menos le deseas con fervor la muerte. O un ataque agudo y casi letal de giardiasis, o algo igual de incómodo y desagradable.


http://1.bp.blogspot.com/-awLZKIl-7_A/UR9kdZHkoZI/AAAAAAAAHOA/wb9xiDHIKnw/s400/Mass_Effect_2_Wallpaper_by_zeebow14.jpg
Si has jugado la primera parte te va a joder un poco el recurso con el que bajan el nivel de Shepard, simplemente lo matan... y lo resucitan, dos años después, y vaya que sabe mal ver como todo el tiempo invertido en la primera parte de la trilogía se va al traste, sobretodo cuando ya tienes una sólida relación establecida con alguna de tus colegas (basada en el sexo duro interespecies y alguna que otra parafilia cromática), y le has tomado cariño a tu antiguo grupo. Sin embargo, ya lo sabes, así es esto de los videojuegos, además si el bueno de Clarke lo hizo en 3001, pues a bioware también se lo podemos perdonar; así que con valentía tomas el pad, y aún con el semblante desencajado continúas la partida... y mientras la trama principal se desarrolla logras un magnífico grado de inmersión. Aunque en cuanto a ciencia ficción Mass Effect 2 no es original, como tampoco lo fue el primero, es verdad que usa algunos de los tópicos del género con mucho acierto: una vez más se nos presenta la lucha entre la inteligencia artificial y la inteligencia orgánica, aunque matizada al punto de generar dudas con respecto a cómo resolverán la trama en el tercer capítulo de la serie, ya que pareciera que las distinciones entre lo orgánico y lo cibernético se desdibujan demasiado.


En cuanto a gráficos observamos como el Unreal se desenvuelve con mayor soltura que en el primer juego, evitando el prolongando tiempo de carga de las texturas. Eso sí, con escenarios de dimensiones reducidas en la mayor parte del juego y padeciendo una leve falta de sincronía entre audio y animación que a veces da un poco de risa,  por otro lado, a estas alturas de la generación vaya que la expresividad facial se nota desfasada, la mayoría de los personajes parecen padecer de secuelas de una parálisis facial severa, sin embargo se les perdona, porque la calidad del doblaje atenúa, y hace que casi olvides los problemas técnicos. En esta ocasión me parece que la banda sonora es mas floja que en el juego anterior, pero aún cuenta con una calidad poco cuestionable. La dinámica del juego ha sido modificada levemente: los combates se sienten mas rápidos, se ha simplificado (quizás demasiado) el árbol de habilidades propio de un RPG, y han jubilado al Mako, así que no habrá nada de medias tierras menguantes desde la superficie lunar en Mass Effect 2. A cambio de ello, la toma de decisiones continúa con la misma fuerza del primer juego y es una de las partes que sobresalen, con la reaparición de algunos personajes del primer juego, la historia principal cobra fuerza, sin embargo, debido a que se trata de un juego muy largo y con gran cantidad de misiones secundarias, el jugador completista corre el riesgo de que se desdibuje la historia principal, lo cual es mas probable que ocurra si dedicas tiempo a asegurar la lealtad de cada uno de tus compañeros, además de reclutarlos. Sin embargo, cuando retomas la trama sí que se siente la fuerza de un buen guión, aunque eso sí, el enemigo final, sacado directamente de Super Contra, es totalmente ridículo.


Mass Effect 2 es un juego recomendable. Volver a recorrer la galaxia a bordo de la Normandia, siguiendo una trama con los toques adecuados de Space Opera, y ciencia ficción hard es una experiencia que todo videojugador que se precie de serlo debe vivir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios alimentan este blog, el pobre esta muy flaco, así que si no te apetece ver un famélico blog mas deambulando siniestramente por la web ¡comenta!