lunes, agosto 05, 2013

Thomas was alone (2012) Mike Bithell [Curve Studios]


Thomas was alone es un juego de plataformas con pequeños rompecabezas a través de niveles muy cortos. Al inicio controlas a Thomas, un rectángulo de color rojo que parece ser un poco bobo, simple, o inocente, dependiendo del estado de ánimo en el que te encuentres. Un poco a la Oliver Twist, pero más proactivo, Thomas con el tiempo descubre su pasión en la vida: atravesar portales, superar obstáculos y saltar de un lado a otro con una boba sonrisa de satisfacción en el rostro... y a él se unen otras inteligencias artificiales (¿o será virtuales?) Cada una con una personalidad propia, y cuyo único objetivo es continuar su camino al siguiente nivel, cruzando los portales que cada uno de los niveles presentan.






Los gráficos únicamente representan figuras geométricas en un entorno sin  demasiados detalles, con un poco de iluminación dinámica muy simple, como para demostrar que se puede y poco más. La música podría simplemente desaparecer, y no la echarías en falta. Los efectos de sonido se han sacado de librerías de sonido de la época del Atari 2600, sin embargo cuadran perfecto dentro del juego. Por otro lado, seamos honestos, se trata de un juego de plataformas bastante simple, con una dinámica mediocre, y con acertijos más o menos elaborados que no acaban de ser un reto. Lo mejor de Thomas was alone, es la historia.... al menos en un principio. Thomas y compañía deben de superar distintos retos en el entorno en que se encuentran embebidos, la finalidad no podía ser mas ambiciosa, buscan modificar por completo la realidad. Aunque parezca difícil de creer, Thomas, Claire, Jhon y compañía son polígonos con personalidad propia, pero todo se lo deben al narrador, quien, dota de emociones y hace creíbles las reacciones de cada uno de los personajes... y aunque la idea, de estas inteligencias artificiales que de pronto cobran consciencia y comienzan a interactuar con un entorno hostil, es muy original, el desarrollo simplemente no es tan bueno. Quizás por el nivel ocho, o nueve sientas las cosas un poco forzadas, quizás eches en falta un poco de verdadero reto, sin embargo el juego se completa y se disfruta, aunque queda la ligera sensación de que pudo desarrollarse un poco más su punto más fuerte. Un juego recomendable, pero sólo por un pelin, quizás la originalidad de sus píxeles, el planteamiento de la historia, y el ineludible etiqueta de "indie" es lo único que lo salva de ser calificado como un juego mediocre, y poco más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios alimentan este blog, el pobre esta muy flaco, así que si no te apetece ver un famélico blog mas deambulando siniestramente por la web ¡comenta!