martes, octubre 08, 2013

Metal Gear Solid (2001) Raymond Benson

Un grupo de terroristas modificados genéticamente ha tomado por asalto las instalaciones militares de la isla de Shadow Moses, y amenazan, como siempre, con detonar un dispositivo nuclear de chorrocientos mil tres megatones si no se cumplen sus demandas: el cadáver putrefacto de Big Boss, el guerrero mas perfecto jamas conocido y abuelito de Jack Bauer... para detenerlo obligan a Solid Snake, reconocido parricida, a volver a la acción, mediante un operativo de infiltración de un solo hombre piensan detener la amenaza nuclear.

Uff. Es difícil ser serio con esta novela... cuando lei Hyperion de Dan Simmons me maraville de lo bien que se narraban las batallas en contra del Alcaudonó su perfección era tal que casi podías verlas frente a ti convertidas en un anime, y a pesar de lo fantástico de la situación esta se tornaba creíble. Suspendidas tu incredulidad. Ningún reproche para Simmons, otros autores de menos talento se hubieran topado con una losa que lapidaria su trabajo: me viene a la mente esa novela impresentable de Gregory Benford, la ciudad al final del tiempo, la que siempre he resumido, parafraseando a Clarke, como "si la ciencia Ficción es suficientemente avanzada es totalmente indistinguible de la fantasia", sin embargo no siempre funciona.  Y en el caso de Benford su historia fracasa por lo enrevesado de la trama, a pesar de que cuente con muchas ideas valiosas aca y alla, al final, el lector desesperado debe de esforzarse para terminar de leer... En el caso de esta novela las trabas son muchas. Se requeria de un autor con mas talento para trasladar la escencia de un venerado videojuego a las hojas de papel, y no es el caso: describir los movimientos de Snake no viene al caso, o hacer hincapié en los lentes del Miller, no acaba de tener demasiado sentido. Por otro lado las situaciones que en un videojuego son divertidas y emocionantes a la hora de trasladarse a la prosa simplemente resultan ridículas.

A vuelo de teclado.

Recuerdo que hace mil siglos las seis novelas basadas en los juegos de vídeo de Resident Evil, y mientras las leía pensaba esto no funciona, simplemente no funciona contratatar a un escritor mercenario para trasladar la historia de un medio a otro no funciona... incapaz de suspender mi incredulidad leí las novelas, deleitándome con su pésima manufactura y pensé que nunca más cometería el mismo error. Peeero, volví a caer en tentación y aunque no me he decepcionado porque no esperaba nada, si  me ha provocado una extraña sensación, me sentí como un tonto por encontrar tan interesante la historia del videojuego y tan vacia y necia la novela. En resumen, este libro es mierda fresca, aléjense de el.

Tal vez te interese: 


Metal Gear Solid, 1998, PSX


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios alimentan este blog, el pobre esta muy flaco, así que si no te apetece ver un famélico blog mas deambulando siniestramente por la web ¡comenta!