miércoles, diciembre 11, 2013

"No sin nosotros" Los días del terremoto 1985-2005 (2005) Carlos Monsiváis

Tras el temblor de 1985 las "autoridades" del Gobierno mexicano sufrieron de un marasmo, sumidos en su propia estructura burocrática no pudieron reaccionar ante la inmensidad de la catástrofe; su impulso primario fue la negación, disminuir el numero de muertos, acordonar las zonas afectadas, demoler los escombros y rehacer la vida como si tal cosa. El pueblo de México, en su dolor y desesperación hubo de tomar las riendas. Los rescatistas improvisados de arrastraban entre toneladas de concreto y acero retorcidos, oliendo, escuchando y arriesgándose en busca de sobrevivientes... mientras que el ejercito mexicano, que nunca ha oído de Nüremberg se contentaba con cercar edificios, impedir el paso y prepararse para la demolición... en otras palabras con seguir ordenes...


Carlos Monsiváis, describe como el pueblo de México, casi con asombro y tras una reflexión inmediata, descubre su capacidad de tomar decisiones, de ejecutarlas y de responsabilizarse por ellas: se organizan brigadas de rescate, campamentos de refugiados, servicios médicos y sanitarios con una celeridad y eficacia nunca antes vista, y el pueblo, se quiera o no, se encarga de su propia supervivencia. Mientras que el gobierno anquilosado; contempla perplejo el desarrollo de los acontecimientos... hasta que un cosquilleo poco natural recorre la columna vertebral del aparato burocrático, después de todo a nadie le gusta ver  a sus ciudadanos actuando como seres humanos adultos y tomando decisiones, y tras deserezarse, el gobierno retoma las riendas no sin cierto rubor por su manifiesta ineficacia...

También, lejos de ese cobrar consciencia y organizarse por parte del pueblo de la ciudad de México, también nos muestra las vivencias durante el temblor, la solidaridad, generosidad, valentía, la indignidad y codicia de algunos, la esperanza multiplicada en cada mano que acarreaba escombros, las estúpidas declaraciones de los curas católicos, el digno actuar del personal del Hospital General de México, la organización férrea de las costureras, y un largo etcétera 

A vuelo de teclado...

Monsivais recorre el camino de la sociedad civil mexicana después del terremoto, ese hacerse mayor que para bien o para mal tuvo un antes y un después de 1985, de 1966, y le pese a quien le pese, de 1994, ese lento camino que a ido recorriendo el pueblo que fue dominado por la dictadura perfecta, tras realizar la primera revolución del siglo veinte y pagar con mucha sangre la osadía, ese mismo pueblo que se auto-califica de agachado y chingativo, y que, sin embargo, cuando la historia se lo ha exigido a levantado cabeza, y ha dado la cara... y sin embargo, ahora, tras un 2012 bastante aguerrido pareciera, que este mismo pueblo ha perdido el impulso... las reformas propuestas por el mediocre presidente de la república parecieran pensadas para mantener al pueblo en la miseria, sumirlo en la ignorancia y condenarlo a un yugo indigno del que solo una revolución armada podría sacarlo de nuevo, sin embargo, el momento parece mas adecuado que nunca, están apretando tanto la cuerda que esta va a reventar, y el chicotazo resultante seguro que logra que al menos uno pierda un ojo.

Imprescindible.


Tal vez te interese:

El 68 [La tradición de la Resistencia] (2008) Carlos Monsivais




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios alimentan este blog, el pobre esta muy flaco, así que si no te apetece ver un famélico blog mas deambulando siniestramente por la web ¡comenta!