martes, septiembre 23, 2014

Escritos de un viejo indedecente (1969) Charles Bukowski.



Escritos de un viejo indecentes es la recopilación de la columna homónima, publicada en la revista independiente Open City.  Todo comenzó, cuando John Bryan, el editor no lo dejaron publicar el pene del Niño Jesús en la portada del Herald Examiner, el tipo, harto, decidió montar su propia revista con casinos y furcias, y luego invito a Buko a participar... ... con total libertad creativa, no paso mucho tiempo para que llegara la primera carta, ofreciéndole ayuda a Buko, después de todo se trata de un hombre muy perturbado. 


"un intelectual es un hombre que dice una cosa simple de un modo complicado; un artista es un hombre que dice una cosa complicada de un modo simple."

Ni siquiera pienses en la coprofília, la sodomía o el vouyerismo, no pienses en el machismo vulgar de Bukowski, no creas que tan solo usa a las mujeres para abandonarlas después, o que tan solo es un viejo perverso, alcohólico y degenerado con una increíble fortuna para encontrarse con mujeres enfermas y vulnerables y joderles un poco mas la vida. Tampoco pienses en eunucos femeninos. No hace falta. 

Es imposible leer este libro sin un poco de humor, un poco del humor negro que ya debes de haber cultivado tratándose de Buko, o de Ski, o de Hank llamadle como quieras, y que resulta imprescindible para leer con agrado su obra. Es probable que te repugne, o te desagrade, es probable que creas que miente con descaro, o te preguntes porque alguien, quien sea, quiere leer acerca de mierda, callejones y alcohol rancio, de prostitutas y sexo, de drogas y desesperación, y la respuesta, al menos para mi, es que, se quiera reconocer en cada una de las obras de Bukowski, aun en el mas flojo de sus libros,  una pequeña verdad, al menos, oculta, por ahí en el hipódromo, los callejones  o los coños mal lubricados. Se trata, pues, de literatura honesta. Recomendable.

Tal vez te interese:

Factotum, 1975
La senda del perdedor, 1982
Pulp, 1994
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios alimentan este blog, el pobre esta muy flaco, así que si no te apetece ver un famélico blog mas deambulando siniestramente por la web ¡comenta!