martes, enero 20, 2015

Underground (1997) Haruki Murakami.

1. Nunca confíes en la solapa de un libro.

Mucho menos en un tipo que frente al teclado desahoga sus frustraciones y complejos criticando la obra de otro. No es mi caso. Espero. Soy un lector agradecido. No suelo cobrarme con palabras de odio el encandilamiento al que me haya sometido un autor cuando fui un adolescente, no reniego de Asimov, ni de Clarke, mucho menos de Carlos Castaneda... es mas aun oteo por encima de mi hombro izquierdo, de vez en cuando, no vaya a ser que logre atisbar a mi muerte observándome, y por no estar atento me lo pierda.

Cada año cuando H. Murakami "pierde" de nueva cuenta el premio Nobel de literatura se desatan un montón de artículos y comentarios al respecto. La gente elucubra, usan diccionarios y otras armas negras, razonan, disienten, expresan sus pensamientos y parlotean incesantemente acerca de la obra de Muraka. Y cada año, de refilón, porqué no soy de los que leen criticas literarias, me llega el reflujo de esos ríos de tinta digital, de megabits y megabytes que inundan brevemente la blogosfera. Y cada año pienso lo mismo, nadie me va a quitar el buen sabor de boca de Tokyo Blues. Ni de Kafka...o Crónica, o, El fin del mundo... tampoco disminuye para nada el respeto que el autor me provoca, o la estima en que le tengo... mucho menos el placer que me han provocado sus historias, pero hay gente que se siente engañada, cuando su autor favorito no gana un premio, o, cuando descubren que el Japón de Murakami no es el Japón de la vida real. Igual que el Japón del anime, del manga, o de los videojuegos no es el Japón de la vida real. Raro, ¿No?.

No me voy a extender mas. No soy un fan acérrimo de Murakami, no voy a defender la exquisitez de su literatura, ni lo refinado de su prosa. No voy a caer en ese juego, pero, no voy a negar que Murakami es el único autor contemporáneo que leo en cuanto su obra es publicada en español.

2. Underground.

Tras pasar un largo periodo fuera de Japón Murakami se  encuentra de vuelta en su departtamento de Tokyo, ordenando sus libros cuando le avisan por teléfono del incidente que ha provocado la secta Aum. Murakami no le da importancia. La relevancia del suceso aun es desconocida. Pero conforme se revela la magnitud del ataque el autor cae en shock. Como a la mayoría de los japoneses el ataque les parece inexplicable. La secta Aum ha reclutado a la elite de los jóvenes Japones, muchos de ellos egresados de la prestigiosa universidad de Tokyo. No se trata de un puñado de marginados, sino de gente que por méritos propios es capaz de subir hasta lo mas alto de una sociedad extremadamente competitiva... pero han decidido atacarla. La historia resulta inquietante e incomprensible para todos, Murakami, obsesionado por las circunstancias que provocaron el suceso decidí entrevistar a los sobrevivientes... y mas tarde algunos de los adeptos de la seca Aum

3. Se trata de un libro de testimonios de aquellos que viajaban en los vagones de las distintas lineas del metro de Tokyo que fueron atacadas, así como de otras personas que estuvieron involucradas (personal de las estaciones, médicos, etc) y que nos muestra, aun a regañadientes el carácter del japones promedio, siempre con prisas, siempre ocupado, siempre preocupado por no llegar a tiempo al trabajo [no por el mismo] sino por las molestias que pudiera ocasionar a sus compañeros. También se muestra un lado menos típico: la indiferencia ante el dolor ajeno, y una extraña ausencia de solidaridad que puede ser escalofriante. De igual modo, la capacidad, o la incapacidad de actuar ante la falta de directrices por parte de quien debe de estar a cargo demuestra un poco el carácter del japones promedio. Les toma tiempo adaptarse y tomas las riendas de una situación inesperada. Los servicios de salud, de igual forma, anquilosados y con una respuesta tardía son duramente criticados por no tener soluciones inmediatas, sin embargo es muy fácil para el lector extrapolar esas quejas al resto de la sociedad japonesa.Un libro imprescindible, sobretodo si algún día decides retratar una sociedad extraterrestre en una novela.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios alimentan este blog, el pobre esta muy flaco, así que si no te apetece ver un famélico blog mas deambulando siniestramente por la web ¡comenta!