lunes, agosto 17, 2015

Diablo lll: Ultimate Evil Edition (2014) Blizzard Entertainment

No, no soy un experto en Diablo, los diablologos abundan en la interné y mas de uno se rasgo las ropas para poder rociarse con brea y prenderse fuego tras el fiasco que resulto para la mayoría la dichosa tienda de Diablo, sobretodo por el uso de dinero real... claro, cualquiera con un mínimo interés en los videojuegos se entero de ello y ríos y ríos de bits fluyeron por el ciberespacio para despotricar en contra malhadado intento de Blizzard... y a mi me importo un carajo: (casi) no jugaba en PC, sin embargo, Diablo 3, en su versión de PS4 me ha abierto las puertas del PC gaming... ya en su momento hablaremos del Diablo que no es Diablo, Torchligth.

1. Cazadora de demonios.

Sé que Diablo es un Hack & Slash. Lo sé pero no lo entiendo. ¿quién en su sano juicio desea jugar a un Hack & Slash en PC?. También sé que es un RPG y eso parece tener un poco más de sentido, pero  sigue sin interesarme... hasta que una oferta loca de la PSN lo pone a un precio de risa. La primera vez que juego a Diablo pienso (y espero que nadie me escupa) esto es como Dead Nation (1)  a la hora de escoger personaje (2) me gusto la idea del cazador de demonios: que usa ataques a distancia, trampas, y depende en gran medida de su agilidad, y marco mi percepción de Diablo lll. Comienzo a jugar.

Los gráficos simplemente abruman por la cantidad de detalles en los escenarios y de elementos que se mueven en pantalla sin ralentizaciones, se nota que se trata de la versión mas pulida del juego. No hay bugs. El personaje reacciona como debe de hacerlo, y en todo momento te sientes dueño del control. Las cinemáticas te quitan el aliento. En poco tiempo te abstraes en la rica mitología de Diablo: la lucha entre ángeles y demonios, con la humanidad atrapada en medio: las jerarquías de las huestes angélicas y demoniacas acaban por fascinar, aunque honestamente la historia resulta insulsa y poco inspirada: el hilo conductor es Leah, nieta de un sabio horadrim que viene pronosticando el regreso de Diablo y consume su vida en el estudio de esta posibilidad... y aunque hay momentos realmente épicos, la trama es solo un pretexto para matar, pero eso no tiene nada de malo.


El doblaje a español "latino" es correcto, pero no destaca (3), es tolerable, aunque hay momentos en que el tono de las frases no corresponde del todo con la situación, pero apenas pasa. La música acaba por volverse aburrida, sobretodo porque no vas a jugar a Diablo un par de horas, es probable que te encadenes al mando al menos unas cuarenta horas, y aunque el soundtrack es muy bueno hay momentos en que echas en falta algo con mas "power". Iron Maiden se lleva muy bien con diablo.

El primer problema es que no hay reto, comienzas a matar y matar y subir de nivel de forma constante sin que tus enemigos puedan hacer nada para detenerte... hasta que subes la dificultad, es en ese momento en que comienzas a disfrutar realmente del juego, y a pulir mas aun tu dinámica de juego: jugar a Diablo 3 sin aumentar gradualmente de la dificultad se acaba por volver aburrido y no se distingue demasiado de un juego genérico en que solo te limites a apretar botones. Lo repito, para disfrutar el juego es indispensable subir gradualmente la dificultad... sin que resulte un tormento.


Craving.

Diablo no es un juego perfecto. Su principal falla es la historia, y a pesar de tratarse de un RPG a  la hora de equipar armas, armaduras, items, el sistema parece muy superficial: abrumado por la cantidad de objetos recolectados a lo largo del juego terminaras clasificando como basura la mayor parte de ellos y seguirás adelante con tu violento baño de sangre. Tal vez solo vuelvas de vez en cuando a la aldea más que para vaciar tus bolsillos, comprar unas pocas pociones y poco más. Diablo es un juego tan enfocado a la acción que parece que los elementos de los que disfrutas en otros RPG's aquí salen sobrando. Es demasiado lineal, la historia se desarrolla contigo o sin ti; no tendrás que tomar decisión alguna, ni investigar lo mas mínimo para continuar con la trama. Y a pesar de eso...  provoca adicción. Es un juego que puedes terminar con un personaje para a continuación crear otro, o continuar con tu antiguo personaje para cumplir con los retos de la expansión. Es un juego que puedes jugar media hora, divertirte un poco y retomarlo un par de días después encontrando la misma satisfacción. Imprescindible.

(1) Un juego de zombies con perspectiva casi cenital, hecho por Housemarque y que en esencia es un shooter de dos sticks: ese juego me fascina, es una de las mejores formas de  descargar adrenalina y lo he jugado para PS3, PSVita.
(2) En Diablo 3 no se crea un personaje, se escoge una clase con atributos bien determinados y ya. Tampoco decides que atributos desarrollaras cuando subes de nivel, estas habilidades de desarrollan de forma escalonada; aunque puedes personalizar a tu personaje decidiendo que actividad usaras.
(3) Incluyendo a una gitana con acento tabasqueño. De verdad. Alucinante.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios alimentan este blog, el pobre esta muy flaco, así que si no te apetece ver un famélico blog mas deambulando siniestramente por la web ¡comenta!