lunes, octubre 12, 2015

Una vacante inesperada (2012) J. K. Rowling

1. Bla, bla, bla.

Estaba en cuarto año de la licenciatura, se trataba de una época difícil para todos. El año siguiente iniciariamos el internado rotatorio de pregrado. Para mi también era una época difícil, por otros motivos.

Acudía al hospital con la desgana de siempre. En esa época aun tenia una PDA, una Jornada HP, una maquinita preciosa cuto principal defecto era el OS, una infame versión de Windows. Había leído demasiado Lovecraft en la pequeña pantalla del dispositivo. . Demasiado Lovecraft en la pantalla diminuta de la Jornada. Ni siquiera los cuentos oníricos de Randolph Carter me ofrecían consuelo. Estaba un poco intoxicado. La toxicidad se traducía en sudores fríos durante las sesiones académicas. Una en particular. Un cirujano plástico que recordaba a Cantinflas, pantalones a la cadera, bigotillo recortado, bajo de estatura y con un acento típico del centro del DF que además convirtió a su esposa en el estereotipo de la mujer que ha pasado muchas horas bajo la luz del quirófano. Sendos implantes decoraban su anatomía.También me tenia  sin  cuidado. El plástico ese coordinaba la sesión clínica y hablaban de la técnica de MOHS, tumorcirllo y tumorsotes se proyectaban en la sala, mientras yo seguía ensimismado observando sombras e imaginado tentáculos, horrores indecibles y todo tipo de oscuridades. Estaba, pues, claramente intoxicado. Necesitaba algún remedio. Durante esa sesión clínica me convencí de leer a Harry Potter.

Descargue. Comencé a leer. Esperaba una historietilla pueril que me distrajera un poco y me ayudara a romper el ciclo... y funciono, aunque poco tenia de pueril... las primeras paginas mostraban a una escritora inusualmente hábil a la hora de describir personajes, casi caricaturizandolos, pero con una maestría que no se lee todos los días... así que me convertí en un devoto de la saga... aunque, creo que ya lo he escrito, creo que Rowling le tembló el pulso pasando la mitad de la historia y no se atrevió a teñir de la oscuridad requerida el mundo de H. P. No negare que me decepciono, mucho, el final de la saga, y es, junto con la Torre Oscura, de King una de esas cosas capaces de generar odio. Mucho odio.

Supongo que lo escuche en la televisión comercial: "La autora de Harry Potter publica una nueva novela." Y debi de pensar: "Que bueno, sería una pena que dejar de escribir y se dedicara tan solo a contar las toneladas de libras que posee". O algo así. Pero no me intereso saber el que o el como de su nueva publicación. Soy un tipo rencoroso. Aún no le perdonaba el affaire Potter. 
affaire
Hasta que hace unos días merodeaba por alguna libreria, y vi la portada, ahí, brillante en uno de los estantes mas bajos, y pensé: mierda, esta bien, la tipa tiene talento... y, bueno, tenia tiempo que no leía con tanto entusiasmo ningún libro. No pare hasta terminar. Esta mierda es buena.

2. La Novela. 

Un mal día a Barry Fraibrother se le reviente un aneurisma cerebral (plop!) muere como un pececillo casi de inmediato. Las consecuencias mas obvias de sus repentina muerte carecen de interés... a nadie le importan demasiado la dolorida viuda o los pobres huérfanos... su muerte desencadena una dura lucha por el poder de la parroquia de Pagford, un pueblecillo ingles idílico, que tiene la desgracia de tener justo en su patio trasero a una comunidad pobre, los Prados, que le exprime y chupa la sangre como si de una enorme lamprea adicta a la heroína se tratara, por supuesto los buenos vecinos de Pagford, los auténticos pagfordianos al fin y al cabo, menosprecian a esos sucios adictos y la ayuda gubernamental en forma de metadona que reciben del estado... y su intención, tras la muerte de Barry es lograr que ese vil parásito de clase obrera y casuchas de protección social sea por fin separado del resto del sano cuerpo de su comunidad... es, pues, una lucha en contra del cancer que los pobres representan para una clase obrera.

La construcción de personajes es muy solida, cada una de sus actitudes y motivaciones se tornan reales y estos actúan en consecuencia, es delicioso poder prever la reacción de tal o cual personaje de acuerdo al conocimiento que el lector va adquiriendo de él. La ultima vez que me paso algo así fue al leer el Padrino (Mario Puzzo), o Hyperion (Dan Simmons), por otro lado esto no entorpece el desarrollo de la trama, porque cada una de las situaciones que se presentan provocan reacciones individuales que a su vez repercuten sobre el resto de los personajes, y creando nuevas situaciones que pueden ser mas o menos sorprendentes: al final, el arco argumental se resume entre la lucha por el poder: cuya consecuencia sera el deshacerse o no de los prados... y aun así retrata con acierto  la relación entre adolescentes de distintas clases sociales, y las diferencias de visión entre ellos y los adultos, la drogadicción, la incapacidad de ver la hija en el propio ojo, y muchas cosas más. Se trata de una novela que hay que leer.






No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios alimentan este blog, el pobre esta muy flaco, así que si no te apetece ver un famélico blog mas deambulando siniestramente por la web ¡comenta!