jueves, diciembre 30, 2010

Dead Set (2008), Charlie Brooker

No puedo evitar pensar en el Día de los Trifidos, esa inmortal obra de la ciencia ficción escrita por John Whyndam, cada vez que observo una imagen del Reino Unido (Picadilly Circus, Trafalgar Square, o lo que sea) totalmente desierta, mientras criaturas no humanas recorren las calles asesinando sin pudor a cuanto ingenuo se encuentre en su camino, así fue, y así seguirá siendo desde que vi exterminio. Pero en esta ocasión las cosas están un poco mas torcido, si bien la consabida infección de origen desconocido se extiende con la rapidez y eficacia habituales, los únicos sobrevivientes son los protagonistas del Big Brother británico, muy atrás quedan los héroes clásicos que de inmediato asaltan la armería y un centro comercial para parapetarse temerariamente mientras intentan encontrar una cura..., los protagonistas de esta miniserie son un poco mas... lentos, y sus motivaciones nada nada altruistas, que los Dioses se apiaden de la humanidad.




A vuelo de teclado.

Violencia gratuita, que solo cesa para mostrar discusiones viperinas, cuajarones, tripas y sesos a mansalva (aunque eso si, los sesos son mas bien escasos) que brotan de modelos humanos anatómicamente incorrectos, compensado esta falta con abundante sangre y sustancias varias... además del perverso placer que proporciona los desmembramientos  e inevitables muertes de los "integrantes de la casa" no puede ser mas satisfactorio, si bien no ofrece ninguna innovación real en un genero que cíclicamente retoma popularidad, se trata de una miniserie recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios alimentan este blog, el pobre esta muy flaco, así que si no te apetece ver un famélico blog mas deambulando siniestramente por la web ¡comenta!