miércoles, diciembre 29, 2010

Insomnia (1994), Stephen King

La historia es protagonizada por un anciano viudo, Ralph Roberts, y transcurre en Derry durante una amarga polémica entre los defensores del aborto y los grupos pro-vida de este pequeño pueblo; poco tiempo después de la muerte de la esposa de Ralph. Quien presenta un insomnio que cada vez progresa mas, provocándole alucinaciones (que mas tarde descubre corresponden a planos de la realidad que no están disponibles para todas las criaturas mortales). En esos momentos descubres a los "médicos calvos y bajitos" que identifica con las Parcas o Moiras (Clotos, Laquesis y Atropos) y sirven a la muerte, el propósito y el azar.
Clotos y Laquesis tienen una misión para Ralph, una misión que repercute en el destino del multiverso creado por King, de este modo el papel de Ralph sera de suma importancia para la "conclusión" de la búsqueda de Roland de Gilead, el ultimo pistolero, que depende de un mortal para por fin llegar a la Torre Oscura.


A vuelo de Teclado. 

Casi nunca me gustan los finales de Stephen King, a pesar de que casi la trama esta muy bien llevada y el desarrollo de los personajes a lo largo de la historia es estupendo, a pesar de la prosa fácil, el desarrollo de los personajes y lo interesantes que son sus historias casi nunca disfruto del final. En esta ocasión, no podía ser diferente, para mediados de la novela las cosas parecen sobre ruedas, sin embargo en algún momento se tuerce levemente el camino, las situaciones se vuelven demasiado increíbles para el lector y la historia acaba de perder el ritmo...  a pesar de el interés que sin duda despierta la inevitable mención de Roland, su Ka-tet, y su incesante búsqueda por la torre en la que  confluyen todas las realidades, esta historia no acaba de convencer, el mundo, pues, se ha movido (Discordia) y esta obra pertenece al montón.

1 comentario:

  1. Descarga directa en:

    http://ubuntuone.com/p/X8r/

    Esta en .epub!

    ResponderEliminar

Los comentarios alimentan este blog, el pobre esta muy flaco, así que si no te apetece ver un famélico blog mas deambulando siniestramente por la web ¡comenta!