viernes, diciembre 31, 2010

Neuromante (1984), William Gibson.


Una historia sencilla, Case solía ser un vaquero, y no un vaquero cualquiera sino uno con un gran talento para romper hielos (de ICE,  intrusion countermeasures electronics; electrónica de las contramedidas de intrusión). para navegar entre las gigantescas pirámides de datos de las corporaciones, los gobiernos, las mafias, hasta que un día decide sacar ventaja de su habilidad y traicionar a sus Jefes, estos en lugar de matarlo lo castigan de forma mas cruel quitándole lo único que le da sentido a su vida; el talento, su habilidad como vaquero, e inicia una lenta espiral descendente que previsiblemente terminara con su cuerpo perforado tirado en algún callejón de Chiba..., hasta que aparece Molly a sueldo de un tal Armitage, un ex militar cuyos orígenes se remontan a los primero rompehielos.


«El ciberespacio. Una alucinación consensual experimentada diariamente por billones de legítimos operadores, en todas las naciones, por niños a quienes se enseña altos conceptos matemáticos... Una representación gráfica de la información abstraída de los bancos de todos los ordenadores del sistema humano. Una complejidad inimaginable. Líneas de luz clasificadas en el no-espacio de la mente, conglomerados y constelaciones de información. Como las luces de una ciudad que se aleja... »





La historia se desenvuelve a través de la tierra y mas alla, estaciones espaciales en órbitas geosincronicas, Personalidades ROM con un cáustico sentido del humor, rastafaris que creen en un solo Dios, ex militares que  prácticamente crearon el concepto de vaquero, la siempre mortal Molly, inteligencias artificiales que ahora bifurcadas luchan por el poder, megacorporaciones, virus militares chinos, y mas, mucho más, trodos, la matriz, el Finlandés y el hielo mas oscuro que puedas imaginar...

A vuelo de teclado.

¿Descubriste que para comprender Pedro Páramo es mejor leerlo de corrido aunque no entiendas nada, y luego, releerlo con mas calma y al volver sobre tus pasos la historia se despliega frente a ti, como un mágico castillo de naipes? Lo mismo pasa con esta novela, o, mas bien la mi me pasa con este autor, no importa si es Luz Virtual o Johnny Mnemonic, la segunda lectura la disfrutaras aun mas, y es que tal vez en un principio  la maraña de intrigas no sea tan fácilmente discernible, pero cuando ya estas familiarizado con el entorno es cuando mas llega a ti ese sentido de la maravilla que caracteriza a la mejor ciencia ficción, y, oh, hermano mio, no es solo eso, sino que va de la mano de la plausibilidad científica de la ciencia ficción mas hardcore, y a su vera esa decadencia y olor a herrumbre del cyberpunk. Imprescindible.

1 comentario:

  1. Disponible para su descarga, en formato .epub en:

    http://ubuntuone.com/p/X8q/

    Disfrutad!

    ResponderEliminar

Los comentarios alimentan este blog, el pobre esta muy flaco, así que si no te apetece ver un famélico blog mas deambulando siniestramente por la web ¡comenta!