miércoles, enero 12, 2011

La Tumba de las Luciernagas / Las Algas Americanas (1967), Akiyuki Nosaka.

Dos relatos breves del Japón posterior a la Segunda Guerra Mundial. En La tumba de las luciérnagas presenciamos los últimos días de un huérfano, que vaga en busca de alimento, provocando el desprecio de  japoneses extrañamente serviles tras anunciarse la rendición ante el ejercito norteamericano, y poco a poco descubrimos el pasado de este niño, las relaciones con su hermana, la sensacion de impotencia, incomprensión e incredulidad ante la derrota, pero mas aun muestra la crueldad y abandono del resto de sus compatriotas.
Las Algas Americanas.

Después de la guerra y en pleno auge económico jaṕones una pareja decide brindar alojamiento a un matrimonio norteamericano, en agradecimiento por lo bien que trataron a la mujer durante un viaje a Hawai, el esposo japones reticente, rememora como durante el periodo inmediato posterior a la guerra se gano la vida, muy a su pesar, promoviendo la prostitución de mujeres japonesas, y de cierto modo, aunque preferiría mostrarse altivo ante este vulgar gringo, solo puede repetir su viejo rol prostituyendo a su país con tal de impresionar a su visitante...

A vuelo de teclado.

Desgarrador, cruel, duro, son las primeras palabras que me vienen a la mente al tratar de describir estos relatos, y es verdad que la trama cumple con estos calificativos, que las descripciones son lo suficientemente explicitas para conmover al lector, y que la crueldad del mundo en que se desarrolla la historia indignara, justamente, a mas de uno, y, sin embargo, a pesar del sinsentido de la guerra y todo lo que conlleva, el autor se las ingenia para mostrar escenas de gran belleza, y momentos amor, que en este caso no vence todos los obstáculos, pero un mundo como este con que solo se vislumbre ya es mas que suficiente.

La segunda historia ya esconde un poco mas de autocrítica a ese extraño servilismo que parece tributar muy a su pesar el protagonista, la forma grosera en que el matrimonio gringo recibe las atenciones que le prodigan y el esposo que, reticente en un principio, intenta ganar el respeto de sus invitados de formas grotescas degradándose cada vez mas, hasta que casi se regodea de ello.  Recomendable.

1 comentario:

Los comentarios alimentan este blog, el pobre esta muy flaco, así que si no te apetece ver un famélico blog mas deambulando siniestramente por la web ¡comenta!