jueves, mayo 19, 2011

Kane & Linch: Dog Days (2010) IO interactive.

Lynch padece alguna forma de esquizofrenia no diagnosticada, y presenta crisis psicóticas recurrentes, sin embargo, como es un criminal consciente y preocupado por su entorno se automedica, y ahora, por fin, parece haber encontrado el amor... en algún las calles de Shangai. Kane, en busca de la redención y de poder estar al lado de la única persona que le importa en el mundo, su hija, se pone en contacto con Lynch, buscando cerrar un jugoso trato que involucra una gran cantidad de Armas, sin embargo, apenas se reúnen las cosas comienzan a ir mal...


Gráficos

Se veía venir. Si ya en la primera parte algunas escenas parecían montadas para ser vistas desde una perspectiva de cámara el hombro (como la escena de la cafetería casi al principio del juego), con un estilo de serie sensacionalista gringa (e incluso ya te imaginabas la áreas pixeladas adrede), en esta segunda parte se agregan reflejos bizarros en la lente de la cámara y todo tipo de filtros que buscan brindar un efecto "realista", un efecto de cinta granulada, aunado a la capacidad de destruir buena parte de los escenarios (aunque sin daños estructurales severos como en Red Faction: Guerrilla) logran brindar un aire nunca visto en lo que va de generación. Para mas detalles, la tan cacareada escena del aeropuerto de CoD: MW2 palidece, y por mucho, ante algunas de las brutales masacres que puedes organizar sin demasiado esfuerzo, ya que al igual que su antecesor las calles están pobladas por espectadores inocentes, y tuya es la decisión de que vivan o mueran.
Pero debajo de todos esos filtros los calidad gráfica del titulo no puede ser nada extraordinario, pero no le hace falta, después de todo lo que importa es lo que al final llega a tus pupilas.


Sonido.

Mejor que en el titulo original, la banda sonora de este juego te dejara buenos recuerdos, la canción del inicio (¿En mandarín? transmite un sentimiento de nostalgia y derrota como ninguna otra en juego alguno, el resto del soundtrack cumple de forma muy efectiva de acuerdo con cada situación, los efectos sonoros, se perciben mucho mas crudos y reales que en su predecesor y contribuyen de forma importante a la inmersión dentro del titulo. El doblaje, una vez mas en español de España, ha mejorado con relación a su entrega anterior, pero al igual que en el cine, yo me quedo con el doblaje original, y como siempre... ¿Por que no nos dejan escoger subtitulos en español con el lenguaje original?

Jugabilidad.

La cobertura y la recarga ya no son automáticas, continuas sin poder usar la violencia en encuentros cuerpo a cuerpo, pero a cambio puedes usar a tus enemigos como escudo humano, y elegir entre volarles la cabeza de forma inmediata o esperar que sus compinches los conviertan en alfileteros mientras tu le sacas provecho a tu cobertura orgánica temporal. Fuera de ello no hay mayores cambios, las situaciones que se presentan siguen siendo variadas, desde hacer uso de armas montadas desde un helicóptero (sobre rieles, claro), hasta fases de francotirador; y al igual que en la entrega anterior, que no presenta mecánicas jugables novedosas, los creadores logran transmitir sensaciones con gran efectividad, para mas detalles la ya citada fase de francotirador, o la tres veces épica "resurrección" de Lynch tras una brutal escena de tortura... y es que en el fondo, debajo de la sangre, los huesos rotos y el tejido encefálico lacerado, este juego trata de amor, el amor de Kane por su hija, o el de Lynch por su mujer.



A Vuelo de teclado...

Cada una de las imágenes del juego exuda frescura, y no es que no hayamos visto filtros como los utilizados en este juego durante la presente generación, tampoco es que se trata de una puesta en escena cinematográfica, se trata mas bien de lo crudo de cada una de las balaceras, mientras destrozas un bar, o tomas por asalto un aeropuerto, siempre te encontraras con algún inocente despistado, y tuya es la decisión de matarle o dejarle ir con vida, aunque a veces por mucho que te esfuerces durante el fuego cruzado mataras a uno o dos, el aspecto visual de Kane & Lynch no es lo mejor del titulo, pero complementa de forma casi perfecta la historia que se esta contando; y si ya en la primera parte hacia hincapié precisamente en la historia, en esta ocasión es incluso mas importante; dos hijos de puta a los que mas les valdría estar muertos pero que con absurda tenacidad se aferran a sus miserables vidas, destruyendo y destrozando casi todo a su paso, y es que, si bien la historia nunca busca ser original, si que es refrescante en un ambiente plagado de mojigatería, la ultraviolencia que sin recato destila el titulo alcanza por momentos lo sublime, por supuesto al igual que su predecesor no es apto para todos los videojugadores, pero si eres ese tipo de sujeto de mirada inquietante y piel cenicienta que en mas de una ocasión ha imaginado con como seria iniciar una lluvia de plomo en su lugar de trabajo no puedes dejar de jugarlo. Recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios alimentan este blog, el pobre esta muy flaco, así que si no te apetece ver un famélico blog mas deambulando siniestramente por la web ¡comenta!