martes, mayo 31, 2011

La reina en el palacio de las corrientes de aire (2009), Stieg Larsson

Advertencia: me resulto imposible reseñar este libro sin revelar partes de la trama del libro previo; así que si no lo has leído y quieres evitar una desagradable sorpresa no continúes la lectura.


La ultima parte de la trilogía de Millenium, nos muestra a una Salander de hierro, tras recibir una herida de bala en el cráneo que debió, cuando menos incapacitarla por una buena temporada, se encuentra bajo detención en el área de terapia intensiva, y palm en mano (valga la redundancia ;-)) esta dispuesta a continuar con su ṕolitica de joder a quien le jode. Solo que lo tiene un poco mas difícil, ya que en esta ocasión, además, pesa sobre su cabeza la acusación de tres homicidios, su hermanastro psicópata continua suelto, y su acceso a la tecnología es limitado; aunque esta de su lado Mikael, que busca ayudarle aunque a Lisbeth Salander no le interese demasiado recibir su ayuda.

A vuelo de teclado

En su momento comente el desencanto que me produjo el final de la segunda parte; el autor te dejaba colgando de un precipicio muy alto, y nunca queda claro si era solo por fines comerciales o si se debía al modelo de distribución de los libros de hoy en día, pero es evidente que la segunda y tercera parte de esta trilogía se deben de leer sin interrupciones. Dicho lo anterior continuemos con el desencanto; mirando de soslayo, y pensando en la patente superheroicidad de Salander, podemos obviar algunas cosas, pero todo se resume  en lo siguiente ¿en serio pretende el autor que creamos en las infinitas capacidades del navegador de una Palm Tungsten conectada vía bluetooth a un celular por una red GPRS?, llegado a este punto tuve que suspender mi credulidad. Era demasiado; y aunque sabemos que se trata de una obra de ficción, y por ende debemos de tener cierta tolerancia con las inconsistencias que sin duda encontraremos pero simplemente no pude mas. Por otro lado no soy el único que ha encontrado este libro un poco pesado, y la inclusión de personajes y personajes no acaba de convencerme, además de que es un poco superflua ya que El Personaje es Salander, el resto no son mas que comparsas que no despiertan mas interés; en resumen, una obra mediocre, sobretodo si se compara con sus predecesoras, pero que aun así concluye la trilogía con dignidad.

1 comentario:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar

Los comentarios alimentan este blog, el pobre esta muy flaco, así que si no te apetece ver un famélico blog mas deambulando siniestramente por la web ¡comenta!