martes, febrero 18, 2014

Mujeres (1978) Charles Bukowski

Henry Chinaski se ha convertido en una celebridad menor. Cierto tipo de sujetos pagan para que los insulte y para  insultarle mientras borbota sus poemas sobre la tarima de algún bar, casi siempre completamente ebrio.

Hastiado de las mujeres se masturba con regularidad, pues su deseo sexual no disminuye, pero es incapaz de cojer... y pronto todo cambia: es asediado por todo tipo de mujeres, de buena y mala vida, de coños afeitados y de coños peludos, con tobillos delgados y gruesos, con buenas piernas y tetas fantásticas, o con la mente podrida y el alma carcomida por la caries de sus afilados colmillos... todas ellas encuentran una perversa satisfacción al relacionarse con Chinasky, algunas simplemente le usan, y unas pocas le aman o podrían llegar a amarlo.