lunes, julio 13, 2015

Sensantez y Sentimientos (1811) Jane Austen

La pobre familia Dashwood se ve en la mas penosa de las situaciones, tras la muerte del venerable patriarca todas sus posesiones las ha heredado el único hombre de la familia, e hijo de un matrimonio previo, el señor John Dashwood, quien a pesar de todas las advertencias paternas no parece muy  dispuesto a proveer de los recursos mínimos necesarios para que su madrastra y hermanastra gocen de una cómoda y holgada existencia, por lo que la familia ha de mudarse a una pequeña casa en el campo, lejos de las diversiones a las que están acostumbradas, y languidecer en esas soledades hasta el fin de sus días... ... claro, a menos que las jugosas vaginas de Elinor y Marianne se interpongan ante tan aciago destino.


Las uvas de la Ira (1939) John Steinbeck


...al principio los hombres eran dueños de la tierra, pero llego una mala época, una mala cosecha tras otra, y los hombres pidieron dinero al banco, no sabían que le banco era una criatura que lo devoraba todo, no sabían que el banco tenia sirvientes que cumplían sus ordenes si cuestionar, no sabían que los sirvientes pensaban  "...hay que alimentarlo, hay que alimentarlo, porque si el banco no crece el banco sufre...", y paso el tiempo, y llego otra mala cosecha y el banco fue el nuevo dueño de las tierras, pero les permitió a los hombres arrendarlas, y los hombres siguieron allí, trabajando en la tierra y viviendo de ella, hasta que llego otra mala época, y no pudieron pagar el arriendo, y el banco mando a sus hombres, y estos corrompieron a otros hombres: les dieron tractores y un sueldo, y estos hombres se encargaron de vaciar las tierras, de derribar las granjas, y de echar a la carretera a otros hombres...

Bioshock Infinite (2013) Irrational Games


Bioshock, el primer Bioshock de Irrational Games fue un cambio profundo en mi concepto de los videojuegos  al terminarlo, extasiado, exclame (no literalmente, claro) ¡Es una obra maestra!. Aun hoy, la ciudad de Rapture sus personajes e historia son una parte importante de mi inconsciente, y aunque jugué  Bioshock a destiempo, aun recuerdo con claridad la sensación que me provocaba, caminando vacilante por las ruinas de Rapture, escuchando diálogos delirantes a los lejos, mientras era sorprendido por un splice contrahecho que intentaba  machacar mi rostro, al final, después de una frenética semana de juego soñaba con rapture, sueños lucidos ambientados en Rapture, pocos juegos son los juegos que me han provocado estas sensaciones. A la fecha los gráficos no han envejecido con demasiada gracia, ya en su día eran demasiado evidentes las texturas de baja resolución aplicadas aquí y allá, pero, el apartado artístico continua siendo sobresaliente, y la historia, esa historia enrevesada y plagada de guiños sociales se disfruta igual que el primer día.

Luego vino Bioshock 2, es producto que pretendía explotar la franquicia lejos de la mano de sus creadores, sin ser un mal juego Bioshock no se acercaba a la calidad del original. Al calzarnos dentro de las temidas botas del Big Daddy, el juego terminaba por restarle méritos al enemigo colosal del primer Bioshock, más aun, las mecánicas del juego no se adaptaron lo suficiente como para que el jugador notara realmente un cambio..., aunque claro, la atmósfera de Rapture seguía allí, tan sensacional como siempre.