lunes, enero 30, 2012

Cita

Que fácil es protestar por la bomba que cayó
a mil kilómetros del ropero y del refrigerador.
Que fácil es escribir algo que invite a la acción
contra tiranos, contra asesinos,
contra la cruz o el poder divino,
siempre al alcance de la vidriera y el comedor.

Canción en harapos, Silvio Rodríguez





* Las negritas son mías. Es una mañana fría, tomo café caliente, me encuentro en mi habitación, con un par de computadoras a la vista, de fondo escucho Californication (la serie, no el disco), me encuentro rodeado por mis libros, mis juegos, mis putas comodidades... y afuera están pasando cosas. No, no estoy en pose, me encuentro pensando (de vez en cuando pasa) y mientras más pienso mas desasosegado estoy. ¿Cuántas veces he dicho (cantado)?: Hablar de México siempre me inflama el pecho... y también, refiriéndome a esta nación, que no país (que de Él he) nacido orgulloso, pero no vivo feliz... ¿cuántas putas citas me he robado de aquí y de allá para darle un poco de coherencia a lo que siento, a lo que espero de este lugar? ¿Debo subirme a mi caja de jabón, y despotricar con alegría acerca de nuestro puto México, lindo y jodido? ¿No queda sino batirnos, no queda sino luchar?

jueves, enero 26, 2012

El Alamo (2011), Paco Ignacio Taibo ll

Remember the Álamo!

Uff, siempre he creído que este grito debería ser motivo de vergüenza para el gringo promedio pero no es así, y es que tampoco se puede esperar demasiado del gringo promedio. Me explico, cuando Santa Ana después de tomar el Álamo pasó por las armas a unos gringos revoltosos, esclavistas, y bastante taimados, el resto de los ladronzuelos mitificó los acontecimientos de una forma tal, que los gringos que murieron defendiendo (robando) el Álamo alcanzaron cotas de heroicidad inimaginables. ¿Por qué? Bueno, a los gringos les gusta pensar que la revolución texana fue un acto justo, heroico y del cual deben sentirse orgullosos, les gusta pensar que es Masada protagonizada por gringuitos ojiazules, güeritos y con gorra de mapache enfrentándose contra legiones de tipos pardos, salvajes y bárbaros. Olvidan, por supuesto, que se trató de un despojo realizado por un puñado de esclavistas en un territorio en el que estaba prohibida la esclavitud, olvidan que sus supuestos héroes murieron pidiendo clemencia ante los bárbaros y semi-humanos mexicanos... Por supqesto, la guerra se perdió, pero el mito continua, sin embargo, ahora el bueno de PIT ll, nos lo devuelve a la memoria.

Cita

El error es como el alcohol: uno enseguida se da cuenta de que ha ido demasiado lejos, pero en lugar de tener la sensatez de detenerse para limitar las secuelas, una especie de rabia cuyo origen es ajeno a la ebriedad le obliga a continuar. Ese furor, por raro que pueda parecer, podría llamarse orgullo: orgullo de clamar que, pese a todo, hacíamos bien en beber y teníamos razón al equivocarnos. Persistir en el error o en el alcohol adquiere entonces categoría de argumento, de desafío a la lógica: si me obstino, significa que tengo razón, piensen lo que piensen los demás. Y me obstinaré hasta que los elmentos me den la razón: me volveré alcohólico, tomaré partido a favor de mi error, esperando a desplomarme bajo la mesa o a que se burlen de mí, con la vaga y agresiva esperanza de convertirme en el hazmerreír del mundo entero, convencido de que al cabo de diez años, de diez siglos, el tiempo, la Historia o la Leyenda acabarán dándome la razón, lo cual, por otra parte, ya no tendrá ningún sentido, ya que el tiempo lo relativiza todo, ya que cada error y cada vicio vivirá su edad de oro, porque equivocarse o no es siempre una cuestión de época.
De hecho, las personas que se obstinan en sus equivocaciones son místicos: porque saben perfectamente, en su fuero interno, que están invirtiendo a largo plazo, que estarán muertos mucho antes de la revisión de la Historia, pero se proyectan hacia el porvernir con mesiánica emoción, convencidos de que les recordarán, de que, en el siglo de oro de los alcohólicos, alguien dirá: "Fulano, asiduo de bar, fue un precursor", y que, en el apogeo de la Estupidez, les rendirán culto.

El Sabotaje Amoroso - Amélie Nothomb.

jueves, enero 19, 2012

Actualizando Motorola Dext desde Ubuntu 10.10.

 Poco después de conseguir acceso root a mi teléfono Motorola Dext, con android 1.5. (o 1.6), este sufrió de, ejem, un pequeño desperfecto, que ocasiono mi habitual torpeza a la hora de manipular objetos con los que interactuó en la vida cotidiana, lo que inutilizo buena parte de la pantalla, así que decidí cambiarlo por un Samsung Galaxy Pro, con android 2.2.2 del cual no he toqueteado (aún) sus entrañas. Basta de preámbulos, el domingo pasado dormí demasiado, desperté al día siguiente aun en mi cama, con la cabeza apuntando en la dirección correcta y lleno de energía... con ganas de destruir algo... he aquí los resultados.

sábado, enero 14, 2012

La sombra sobre Innsmouth (1936) H. P. Lovecraft.



Estúpido G vetusto y amenazador, ve al grano, suplicó mi segundo lector, mientras con qn gesto de impotencia y desesperación se llevaba las manos a la cabeza, observándome con mirada confusa y a la vez amenazadora. No divagues, continuó con insolencia, a nadie le interesan tus arcaicos recuerdos y tus polvosas remembranzas, dijo con su habitual falta de tacto, a lo cual contesté, con desparpajo, ándate al carajo y que te den por el culo; es mi blog, y me lo tiro cuando quiero. Además, llevo sesenta días sin fumar, no estoy de humor. Así pues, si has continuado leyendo ya estás listo para otra aventura más del pequeño G y su máquina del tiempo, ¡bienvenido seas!