lunes, noviembre 17, 2014

Orgullo y Prejuicio Y Zombies (2009) Jane Austen y Seth Grahame-Smith.

¿Recuerdan esa noveluca de terror gore, llamada apagadas están las luces? El autor era un tal Richard Laymon, si no mal recuerdo, y en su momento fue publicada por Roca, en alguna de sus múltiples colecciones de literatura de horror, en una partida doble, en el prefacio, ya advertían que el termino gore proviene de no-se-que vocablo francés que significa cuajaron, sangre coagulada, y tambien, como no, mencionaban como King, el rey del genero la habia descalificado, y en una noche de Walpurgiss, desnudo y con el cuerpo embadurnado de sangre de cordero había quemado la obra completa del tal Laymon, mientras danzaba frenético alrededor de una hoguera. O quizás no. Recuerdo que leí esa novela siendo un adolescente, ¿impresionable?, si, pero no demasiado tonto, quizás la mejor parte son las escenas de sexo explicito descrito con lujo de detalles antes de que la muerte acabara por caer sobre los folladores (¡desde ese momento soy fanático de las faldas!). Es pues un texto prescindible, si mueres sin leerlo seguro que no te arrepentirás. Pero King tenia un punto, y es muy comprensible, la violencia por si misma carece de atractivo, debe de haber algo mas. Pues nada, mas o menos ocurre lo mismo con este libro, una obra de ficción totalmente prescindible. Las mejores partes, por supuesto son las que calca tal cual de la novela de Austen, y las peores, por supuesto, son las creadas por el autor. Pero vamos a aclararnos, ni siquiera soy un Austenista fanático, y quien lea (si es que alguien lo hace) con regularidad este blog sabe que no soy un defensor acérrimo del purismo y que mas bien desprecio estas actitudes. La historia transcurre en la Inglaterra Victoriana, cincuenta años antes una plaga de muertos vivientes a asolado la región. No se explica de modo alguno el por que de la invasiZon y a nadie parce importarle en lo mas mínimo, en este mundo viven los Bennet, solo que ahora las cinco hermanas son "novias de la muerte" al servicio de su majestad, si, asi es las cinco hermanas de Orgullo y Prejuicio han sido entrenadas en las artes mortales, y además de saber, cantar, coser, pintar, tocar algún instrumento, son capaces de despachar por si mismas hordas y hordas de muertos vivientes sin siquiera quitarse las faldas. Para tales efectos el señor Bennet se encargo de que sus hijas fueran adiestradas en la China por un maestro Shaolin de nombre totalmente olvidable, y con la mas estricta de las disciplinas, a fin de soportar el rigor malsano de su entrenamiento... suena, ¿Bien? No, mas bien suena ridículo. La trama de Orgullo y Prejuicio no cambia en lo esencial. Solo que Darcy, además de orgulloso a sido entrenado en las dichosas artes mortales por los mejores maestros del Japon, y Lady Catherine, además de estupida y engreída es una maestra del arte del combate, que alquila ninjas como guardia personal. Bingley continua siendo anodino. La Señora Benett, es identicca, y es un desperdicio que el autor no tenga la delicadeza de alegrarnos la vida con su sangrienta muerte, el señor Bennet se tira a todas las Japonesas que puede y Liz, bueno, Liz es un poco emo, y cada que se averguenza pretende realizarse siete cortes en el antebrazo. Ah, el primo Collins acaba por casarse... también con una muerta viviente, en fin. Cada situación parece ser un poco mas ridícula que la anterior. De verdad, no desperdicien su tiempo, no vale la pena. Ah, casi, lo olvido, se supone que es una comedia, pero, y no miento, no logre sonreir ni una sola vez durante la lectura 
ADD. Me sabe mal decirlo, pero de verdad esperaba un poco mas de esta novela, la verdad, es que bien planteado una invasión zombie sobre unos incautos victorianos, no es un mal punto de partida, es mas, la trama ya esta hecha, pero en este caso el autor toma el camino mas fácil, y que a la vez es mas el ridículo, sin ninguna muestra de imaginación se niega a introducir cambio ya no en el je principal de la trama, si no en el desarrollo de la misma, cambiando los enfrentamiento verbales por meros combates físicos, mal llevados. Su torpeza es tan grande que ni siquiera mata a la señora Bennet, algo, que como no soy un tipo exigente, habría terminado por contentarme. En fin, seguro que si la Austen regresa como Zombie desdeñaría el pálido cerebro de este señorito Seth.

domingo, noviembre 02, 2014

Damn Small Linux (Día 4)

Hasta ahora no reconocía el mouse (un logitech g100) aunque es muy sencillo: DSL - setup - xsetup. Y listo, o, si te quieres complicar un poco mas la vida, cierra el entorno gráfico (ctrl+alt+supr) y ejecuta el script xsetup.sh, y listo. De paso también puedes reconfigurar el idioma  si es que no lo has hecho y escoger la resolución de la pantalla. (Yo solo veo en 16-bits así que me da un poco igual la profundidad de color).

Damn Small Linux (Día 3)

He solucionado el problema de la letra "Ñ" de una forma absurdamente sencilla, tan solo, una vez mas desde el panel de DSL, que supongo se trata tan solo de accesos directos a scripts almacenados en el equipo y que te resuelven mucho, pero mucho la vida sin verte en la penosa necesidad de andar toqueteando las entrañas de la maquina, la verdad es que me siento muy agradecido por estas pequeñas obras de arte linuxeras. Sin embargo, aunque ya tengo "Ñ" aun no recibo la bendición de contar con acentos. En fin, ya veremos, veremos que es lo que e puede hacer, voy a explicar un poco el "como", tan solo hay que ejecutar el DSL Control Panel, dar click obre el apartado de Keyboard, y luego simplemente seleccionar el idioma ES, ahora bien la única dificultad es encontrarlo ya que !en la ventana de terminal que aparece inicialmente este no se puede ver!, tan solo hay que presionar la flecha direccional, o AvPag y listo, se selecciona, se reinician las X, el entorno gráfico, pues y todo listo. Ya puedes escribir ñoñerias de nuevo. :p Por otro lado, lo tengo que comentar, me ha causado una grata, pero muy grata impresión la duración de la batería, esta vieja laptop no podía funcionar mas de diez minutos después de mantenerse cargando toda la noche, ahora, con DSL puedo pasar un par de horas sin hacer nada especial sin que la batería se agote. Fantástico.